Ventajas de reunificar las deudas con préstamos rápidos

La reunificación de deudas es una de las soluciones más comunes para reducir el endeudamiento a corto y medio plazo. Si la solvencia personal se ve afectada por las letras de financiaciones, tarjetas, préstamos al consumo o hipotecas, una de las mejores opciones es unir los créditos en un solo préstamo para poder afrontar los pagos de manera más desahogada.

Recurrir a la reunificación de deuda o consolidación de préstamos ofrece la posibilidad de reducir el tipo de interés y de mejorar las condiciones de financiación de algunos créditos. pero además, hay más ventajas de reunificar las deudas.

Ventajas de reunificar las deudas con préstamos rápidos

1. Se reduce la cuota mensual

Una de las principales ventajas de reunificar las deudas es que cuando se agrupan deudas en torno a un nuevo préstamo, se puede negociar un nuevo período de devolución a medio o largo plazo para reducir la letra mensual. Es una buena solución cuando se tienen muchas letras de diferentes préstamos aunque sean pequeños, ya que sumados dañan la solvencia de todos los meses. Es mejor hacer un pago reducido durante más tiempo que no concentrar un alto endeudamiento a corto plazo, sobre todo si no se dispone de la solvencia suficiente para hacer frente.

2. Se pueden negociar condiciones más ventajosas

En ocasiones, algunos préstamos personales o las tarjetas de crédito se han contratado con tipos de interés muy altos. Otra de las ventajas de unificar deudas con un crédito global es que las condiciones se pueden volver a pactar. Eso sí, para ello el beneficiario debe ser un cliente atractivo para la entidad financiera, es decir, disponer de un buen historial crediticio, no haber incurrido en impagos y disponer de ingresos regulares.

3. No hacen falta garantías

Muchos de los préstamos rápidos que se contratan a través de Internet, como los que oferta el portal Atrapacredito, no exigen garantías adicionales. No hace falta hipotecar un inmueble o aportar avales extraordinarios para recibir el dinero. Gracias a ello, cada vez más personas tienen acceso al crédito y pueden resolver sus aprietos financieros.

4. Se puede acortar el plazo de amortización

En función de la capacidad y de las previsiones que tiene cada persona, se puede solicitar un préstamo global para cancelar otras deudas sin que eso suponga un largo período de devolución. Es más, el beneficiario puede organizarse un plan financiero que le permita ahorrar al pagar menos dinero cada mes para realizar amortizaciones de capital. Así conseguirá pagar menos intereses y devolverá el dinero antes.

5. Puede optar a distintas ofertas financieras

No se puede perder de vista que el negocio del banco es prestar dinero. Las entidades lanzan atractivas ofertas cada día. En portales como Atrapacredito, el usuario puede acceder a las mejores propuestas del mercado y personalizar su solicitud.

6. Solo hay que preocuparse de un único pago al mes

El beneficiario de la operación de consolidación de deuda solo ha de ocuparse de pagar una cuota al mes. No está pendiente de las fechas en las que se cobrarán las cuotas y de disponer de liquidez en el banco para cada momento.

7. Menos productos vinculados

Otra de las ventajas de reunificar las deudas es que muchos préstamos llevan aparejados productos vinculados. Si la persona ha de pagar las letras de tres créditos cada mes, lo más seguro es que se haya visto obligada a contratar tres seguros de vida diferentes, con los costes que ello implica. En el caso de englobar toda la financiación en una sola operación, el cliente puede optar por contratar o no productos vinculados, y en caso de hacerlo solo tendría que disponer de, por ejemplo, un seguro de vida.

8. Transparencia en la gestión

La legislación que regula los préstamos al consumo es muy clara en cuanto a las cuestiones de transparencia que han de regir cada una de las operaciones. En los préstamos que se ofertan en Atrapacredito, por ejemplo, las financieras están obligadas a ofrecer toda la información al usuario antes de que haga la solicitud. Así, el cliente sabe a lo que ascienden los honorarios o gastos de tramitación, los intereses y el importe total de todos los costes de la operación. Con esta información, el solicitante puede calcular si le interesa o no hacer la petición.

9. Es mejor agrupar que dejar de pagar

La opción de dejar de pagar un préstamo es cara y arriesgada. El cliente ha firmado un contrato con una serie de obligaciones y si se incumplen, el banco puede ejecutar todas las penalizaciones que tiene previstas y que se exponen en el documento contractual. Por tanto, una de las principales ventajas de reunificar las deudas es que, antes de entrar en un impago por falta de liquidez o de solvencia para afrontar muchos pagos, por pequeños que sean, puedes agruparlos para poder hacer frente.

Las entidades valoran el score de cada persona antes de conceder el dinero, por tanto, para beneficiarse de mejores condiciones, es muy importante mantener un historial crediticio intachable.

 

Reunificar las deudas es una de las opciones financieras que está disponible para particulares y para empresas. Los préstamos rápidos son sencillos, ágiles y transparentes. Se presentan como una de las mejores soluciones para realizar este tipo de operaciones que le permiten al cliente devolver el dinero de manera más desahogada sin poner en riesgo su solvencia mensual. Cada vez son más particulares los que recurren a portales como Atrapacredito para resolver la falta de liquidez y gestionar mejor su nivel de endeudamiento.

Créditos

Mantenerse informado

Consigue la mejor información semanal

Noticias destacadas

wizink tu banco senzillo

Social