Ventajas de la Fintech vs la Banca tradicional

La banca tradicional enfrenta un gran desafío: las startups financieras que utilizan la tecnología para ofrecer sus productos o servicios de manera rápida y sencilla, conocidas como Fintech. Durante el 2016 esta industria no paró de crecer gracias a las innovaciones tecnológicas y a los 15.000 millones de dólares de capital financiero que logró recaudar alrededor de todo el mundo.

En su crecimiento influyen varios factores, como los nuevos hábitos de consumo, la digitalización de la sociedad, las dinámicas del mercado y las ventajas del Fintech sobre la banca. De estas últimas hay que decir que entre las más relevantes se pueden citar las siguientes:

Fintech responde a un modelo de negocio totalmente digitalizado 

Gran parte de la banca tradicional ha entendido la digitalización empresarial como la prestación online de los mismos servicios que ha ofrecido durante años, pero sin cambiar para nada sus condiciones ni el modelo de negocio.

Grave error. La digitalización empresarial va mucho más allá de la simple prestación de servicios online. Significa transparencia, rapidez y competitividad, pero también tiene que ver con la simplificación de procesos y reducción  de costes asociados, mejor conocimiento de los clientes, innovación y hasta con un cambio de la cultura al interior de la empresa.

Por su parte, las startups Fintech tienen muy claro este concepto porque son nativas digitales. Combinan a la perfección las prestaciones del sector bancario con la tecnología y una cultura digital que les permite garantizar mayor transparencia y eficacia en la gestión de cada uno de los productos y servicios que ofrece.

Los préstamos online son la prueba más palpable de ello. Al cliente le basta con registrarse en una plataforma web y hacer la solicitud. Luego de un estudio crediticio que tarda sólo unos cuantos minutos, puede retirar de su cuenta bancaria el monto solicitado. Un procedimiento en el que se precisa la urgencia del usuario y se eliminan las trabas que las entidades financieras ponen para conceder un crédito.

Fintech entiende las necesidades de sus clientes 

Las entidades bancarias tradicionales nunca se preocuparon por conocer las necesidades financieras reales de las personas. Aprovecharon su monopolio para generar productos y servicios -en muchas ocasiones costosos y/o poco accesibles- a los que el cliente tenía que adaptarse prácticamente por obligación.

En la industria Fintech, al no haber un monopolio constituido, la satisfacción real del cliente es una prioridad. De ello depende el crecimiento de cada compañía. Esto deriva en una mayor eficiencia en la gestión de los servicios, la democratización de la innovación y en la inclusión financiera  de la población en general. Una invaluable ventaja en un mundo donde la bancarización es limitada.

Ventajas del Fintech: más ágil, flexible y económica 

La  innovación constante y su bajo coste estructural al no contar con sedes físicas, le permiten a las startups FinTech ofrecer precios más competitivos y ser mucho más ágiles y flexibles en la gestión de todos los servicios y productos que ofrecen.

Basta con poner de ejemplo nuevamente los préstamos online. En un banco es imposible obtener un crédito en tan poco tiempo y sin necesidad de surtir ciertos trámites en sus instalaciones físicas. En una compañía prestamista hay que ser mayor de edad y completar un formulario de solicitud.

Banca

Mantenerse informado

Consigue la mejor información semanal

Noticias destacadas

Publicidad

wizink tu banco senzillo

Social