Tipos de cuentas bancarias

Tipos de cuentas bancarias

22.10.2019 5:00 h
3 min

Tener el dinero guardado bajo el colchón, es cada vez más una frase hecha. Hoy en día, es difícil encontrar a alguien que no disponga de una cuenta bancaria en la que guarde, si no todo, gran parte de su dinero. Pero elegir la mejor cuenta para tu dinero, no es tarea fácil. Existen muchos tipos de cuentas bancarias y dependiendo de lo que estés buscando, te conviene más una u otra.

 

¿QUÉ ES UNA CUENTA BANCARIA?

Una cuenta bancaria es un producto a través del cual, un usuario puede ingresar su dinero en una entidad bancaria y organizarlo de diferentes maneras posibles. Algunas de las funciones que proporciona al usuario el hecho de tener una cuenta bancaria, son: sacar y meter dinero, domiciliar pagos, realizar transferencias, recibir dinero, pagar mediante tarjeta de crédito, ingresar cheques, etc.

Además, si tienes una cuenta bancaria, podrás ver todos los movimientos que se realizan en ella. Tanto la entrada como la salida de dinero. Las cuentas bancarias pueden tener productos asociados a ellas, como pueden ser las tarjetas de crédito o débito, o los préstamos personales.

 

CARACTERÍSTICAS COMUNES DE LAS CUENTAS BANCARIAS
  • Comisiones: la mayoría de estos productos suelen conllevar algún tipo de comisión por mantenimiento o cierre de la cuenta. No obstante, en prácticamente ningún caso el banco te cobrará una comisión por abrir la cuenta.
  • Liquidez bancaria: tener una cuenta, te permite disponer de la totalidad de tu dinero de manera inmediata. Por regla general, podrás sacar tu dinero en una oficina, un cajero, a través de un cheque bancario o mediante una transferencia. Aunque la mayoría de las veces podrás obtener tu dinero a través de un cajero automático, si se trata de cantidades excesivamente elevadas, en ocasiones deberás solicitarlo en la propia oficina de tu banco.
  • Opción a diferentes formas de pago: podrás realizas tus pagos a través de tarjetas de crédito o débito, o a través de cheques bancarios.

 

TIPOS DE CUENTAS BANCARIAS

 

CUENTA CORRIENTE

Son el tipo de cuentas más utilizadas entre los clientes particulares y las empresas que buscan abrir una cuenta bancaria. Este tipo de cuenta, te permite organizar tu dinero de una manera sencilla. No conllevan ningún gasto de mantenimiento, ni cierre de la cuenta, pero tampoco ofrecen intereses al usuario por invertir ahí su dinero. Podrás realizar todo tipo de funciones, como ingresar y sacar dinero, realizar transferencias, domiciliar pagos, etc. Las cuentas corrientes se utilizan básicamente para administrar nuestras finanzas del día a día.

 

CUENTA NÓMINA

Las cuentas nómina, están orientadas a aquellos clientes que desean domiciliar su nómina con el banco. Es fundamental saber, que si no le vas a dar este uso, no podrás abrirte esta cuenta.

El funcionamiento es muy parecido al de la cuenta corriente, pero la cuenta nómina dispone de una serie de ventajas que la diferencian de la anterior. En primer lugar, cabe mencionar que con la cuenta nómina estarás libre de gastos de mantenimiento o administración de la cuenta. Además, a veces el banco te ofrece una remuneración dependiendo de la cantidad de ahorros que dispongas en la cuenta.

 

CUENTA DE AHORROS O REMUNERADA

Este tipo de cuentas bancarias, están destinadas -como su propio nombre indica- al ahorro. No conllevan gastos de comisión por el cierre de la cuenta bancaria. Además, te permiten disponer de tu dinero al completo con la mayor liquidez posible. Igualmente, te permiten generar intereses sobre el dinero que tengas en ellas. Si en algún momento decides disponer de tus ahorros, podrás extraer el dinero que ingresaste en tu cuenta de ahorro. Del mismo modo, los intereses que se hayan generado hasta el momento en que sacas tu dinero.

Sin embargo, a diferencia de las cuentas corrientes, las cuentas de ahorro tienen mucha mayor restricción a la hora de vincular otros productos. Como por ejemplo la asociación con tarjetas de crédito, o la domiciliación pagos.

 

CUENTA DE VALORES

Dirigidas a todas aquellas personas que deseen invertir. Pero, ¿qué es y cómo funciona la cuenta de valores?

Con la cuenta de valores, podrás realizar acciones relacionadas con la compra y venta de acciones. Además de acciones como el cobro de dividendos, operaciones relacionadas con títulos, etc. Suelen estar unidas a una cuenta corriente.

Noticias Relacionadas

Comentarios

Publicidad

Mantenerse informado

Consigue la mejor información semanal