¿Qué es la Tasa Tobin?

¿Qué es la Tasa Tobin?

24.06.2019 1:54 h
3 min

La Tasa Tobin se trata de un impuesto indirecto sobre las transacciones financieras que grava la compra-venta de acciones. En España, el gobierno pretende cobrar un 0,2% de cada compra o venta de acciones de aquellas empresas cuya capitulación bursátil sea superior a 1.000 millones de euros.

La capitulación bursátil se trata de un índice económico que indica el valor de una compañía, multiplicando el número total de acciones en el mercado por su valor. Es importante añadir que las empresas que el día 1 de diciembre del año anterior superen el valor estipulado anteriormente (1.000 millones de euros) se verán afectadas por el impuesto.

Según el Anteproyecto de Ley: “El Ministerio de Hacienda publicará, antes del 31 de diciembre de cada año la relación de las sociedades españolas con un valor de capitalización bursátil a 1 de diciembre del mismo año superior a 1.000 millones de euros”

Aunque el Consejo de Ministros aprobó el 18 de enero del 2019 la tasa, según fuentes de la Bolsa y Mercados españoles (BME) apuntan que serán 18 meses más hasta que la ley entre en vigor, debido a que se tienen que ajustar todos los servicios informáticos.

El objetivo de implementar este impuesto es recaudar unos 850 millones de euros, según aporta El Economista. La obligación de pago, recae en «el intermediario financiero que transmita o ejecute la orden de adquisición». Se sabe, que a pesar de que esto suceda así, quien realmente va a pagar esto será el cliente o inversor, ya que se implementarán unas comisiones derivadas por parte de los intermediarios.

Este impuesto tiene su origen en los años 70, cuando James Tobin, premio nobel de economía, instauró un impuesto para frenar la especulación y las variaciones en los tipos de cambio de divisas. Nunca fue aplicada para su objetivo inicial, paro con el paso de los años ha ido evolucionando trasladándose a otros escenarios: transacciones financieras.

De esta manera, como establece Self Bank:  “la propuesta de gravar operaciones de compraventa sí que partió de Tobin, en la actualidad, las tasas a las transacciones financieras, o FTT (Financial Transaction Tax), poco tienen que ver con aquella propuesta. Más bien, buscan una nueva vía de actuación fiscal sobre la operativa de los mercados financieros”.

La Tasa Tobin no solo se aplica en España, sino que muchos países en Europa ya lo han hecho. Un ejemplo son:

  • Italia instauró el impuesto en 2013, con un total de 2.000 millones de euros recaudados para el gobierno. Aplica también un 0,2% a las compraventas cotizadas y un tipo variable sobre CDS.
  • Francia empezó en 2012 con un 0,3% a la compraventa de acciones cotizadas con una capitalización superior a 1.000 millones. Su recaudación ronda los 5.000 millones de euros.

Este impuesto no afecta a empresas que no coticen en bolsa, siendo las pequeñas y medianas empresas (PYMES) y a compañías que a pesar de cotizar, no llegan a capitalizar un total de 1.000 millones de euros. Tampoco afecta aquellos productos que estén asociados a deuda pública.

Sin duda, el impuesto ha traído consigo polémica en varios aspectos:

  • No se ha realizado una propuesta de la Unión Europea de manera coordinada para todos los países, por lo que cada uno ha creado su propio impuesto de forma diferente.
  • En España, la tasa no afectaría a las compras o ventas que se realicen en otros países aunque tengan que ver con acciones de empresas españolas. Desde el Gobierno, plantean solucionar este problema aprobando sanciones.
  • Según Huffington Post afectaría aproximadamente a 60 empresas españolas, muchas de ellas catalogadas como Blue Chips, siendo la más grande Inditex con 72.000 millones de euros.
  • A pesar de que el impuesto va destinado a los intermediarios, estos pasarán en forma de comisión al cliente la equivalencia al porcentaje quitado, por lo tanto, quienes pagarán realmente serán los clientes.
  • Por último, puede ocurrir algo similar a lo que ocurrió en Francia como una fuga de mercados, decrecimiento en las transacciones y mayor volatilidad.

Solo cabe esperar a su introducción al Boletín del Estado y cómo se resentirá la bolsas y las transacciones en nuestro país, teniendo en cuenta un 46% del capital está en manos extranjeras.

Noticias Relacionadas

Comentarios

Publicidad

Mantenerse informado

Consigue la mejor información semanal