logo atrapa

Tarjeta de Crédito Virtual

¿Qué son las tarjetas de crédito virtuales?

Las tarjetas de crédito virtuales son un producto de pago que sustituye a las tarjetas de crédito físicas que sirven para el comercio online. En España lo único que tenemos que se asemeja a ellas son las conocidas como tarjetas de prepago virtuales, en la cuales puedes escoger la cantidad máxima que quieres gastarte.

   

Una vez escogida la cantidad y la finalidad, el banco te proporcionará un número de tarjeta, un CVV y la fecha de caducidad, datos que se podrán comprobar desde la página web del banco o desde la app. Si quieren saber qué es el CVV de una tarjeta de crédito, pueden ver nuestro artículo: ¿Qué es el CVV de una Tarjeta de Crédito?

   

Solo vamos a poder utilizar la cantidad que recarguemos, algo que viene muy bien para controlar gastos. Para la seguridad de estas, se puede añadir algún PIN o la confirmación de la compra a través de un código con SMS.

   

La gran ventaja de las tarjetas de crédito virtuales es la comodidad de no tener que llevar siempre encima la tarjeta física para realizar las compras de forma online. También la seguridad de que no vamos a perder la tarjeta, por lo que evitaremos preocuparnos por los procedimientos a realizar como sucedería con una tarjeta física.

   

Estas tarjetas se pueden solicitar en el banco siempre y cuando dispongan de estas tarjetas virtuales de prepago. No va a estar asociada a ninguna otra tarjeta o cuenta bancaria, por lo que solo tendremos los 16 dígitos de la tarjeta, el número de CVV y la fecha de caducidad, pero como hemos mencionado anteriormente, no se trata como una tarjeta virtual como tal.

     
¿Por qué son útiles las tarjetas de crédito virtuales?
     

Gracias a que no están vinculadas con nuestras cuentas bancarias ni asociadas a ningún tipo de tarjeta, podemos salvaguardar nuestra identidad comprando de forma online. De esta manera podremos evitar robos y suplantaciones de identidad.

   

Hay que tener en cuenta que el mundo online puede ser un peligro al existir diferentes softwares y malwares capaces de rastrear a los propietarios de las cuentas bancarias, por lo que, comprar con estas tarjetas de prepago virtuales, es un recurso muy recomendable para mantener nuestra privacidad oculta.  

   

Otra de las funciones de estas tarjetas es el poder recargar la tarjeta de manera manual, es decir, podemos introducir la cantidad justa para comprar el producto que deseamos. Así, impedimos cualquier sobresalto o cargos añadidos en esa operación.

   

En cuanto a los requisitos que nos piden para obtenerlas son muy pocos, por lo que no tendremos ningún problema en adquirirlas. Como no hace falta ningún tipo de documento especial y son tarjetas de crédito online  sin nómina,  sus trámites suelen ser rápidos y con una alta aprobación. 

     
Inconvenientes de las Tarjetas de crédito Virtuales
     
  • Aunque muchos bancos dan la posibilidad de adquirirlas de forma gratuita, en muchas ocasiones tenemos que estar atentos a la fecha de caducidad y a las comisiones por mantenimiento. Nos pueden cobrar un porcentaje por su renovación o por las cantidades de dinero que se introduzcan.
 
  • Tienen una una fecha de caducidad muy corta, por lo que debemos estar atentos a renovarla a tiempo. Si no lo hacemos, muchas operaciones de compra pueden verse perjudicadas, con cancelaciones de pedidos o directamente no poder realizar compras.
 
  • No permiten financiar la compra ni hacer descubiertos, por lo que para establecer un alquiler lo tendríamos difícil.
 
  • Para devolver el producto por cualquier inconveniente surgido, podemos tener problemas, debido a que en muchos establecimientos, su política de devoluciones no viene asociada con las tarjetas de crédito virtuales.
     

Desde Atrapacrédito , le recomendamos que se fije atentamente a las condiciones expresadas por su banco para adquirir la tarjeta de crédito virtual y esté muy pendiente de los sitios online donde realiza sus compras, teniendo en cuenta su política de compra y devolución para poder realizar operaciones con total tranquilidad.