¿Qué es una Tarjeta de Crédito Prepago?

¿Qué es una Tarjeta de Crédito Prepago?

11.07.2019 2:08 h
3 min

Si nos fijamos en lo que dice la Wikipedia: “la tarjeta de crédito prepago es aquella en la cual se anticipa el importe del consumo que se realizará con la tarjeta. Se efectúa una carga de dinero en la tarjeta y pueden realizarse operaciones hasta consumir el total del importe cargado”.

La tarjeta de crédito prepago, es una herramienta con la cual podemos pagar una cantidad limitada de dinero y exige que para poder utilizarla primero debemos hacer una recarga de dinero. Es importante distinguir qué tipos de tarjetas hay: 

  • Tarjetas Débito: En este tipo de tarjetas el cobro de las operaciones que realizamos nos lo cobran desde nuestra cuenta hasta que quede a cero. 
  • Tarjetas de Crédito: Aquí el banco, ofrece la posibilidad de dar una determinada cantidad de dinero al cliente para que pueda utilizarlo con la tarjeta, pudiendo gastar más de lo entregado pero hasta cierto límite. Cabe la posibilidad de devolver el crédito: a fin de mes y todo de golpe o con un porcentaje mensual. Tienen también nos cobrarán un interés por prestarnos este servicio. Aunque también es posible obtener tarjetas de crédito gratis.

Atendiendo a su historia, la primera vez que surgieron las tarjetas prepago fueron en los países de habla inglesa. Después se expandieron por toda Europa con la famosa Ley SEPA establecida en 2009. 

Con las tarjetas de crédito de prepago podemos hacer las mismas operaciones que con una cuenta bancaria siempre y cuando la tarjeta cuente con dinero, ya que, si esta a 0, no podremos utilizarla. Además no es necesario abrir una cuenta bancaria, debido a que el banco nos facilitará una especie de monedero electrónico conocido con el nombre de “Bankless Account”. 

Con tan solo presentar nuestro DNI a la entidad bancaria podremos obtenerla de forma gratuita. También puede incluir un seguro, como informa el periódico Expansión, como por ejemplo para transporte público y con un límite de recarga.

Una de las ventajas pueden ser anónimas e intransferibles. Además, se puede recibir transferencias indicando los datos de la tarjeta. Sin duda su punto fuerte es su seguridad. Frente al dinero en efectivo, con la tarjeta prepago en caso de robo o pérdida podremos recuperar el dinero. 

Si por algún motivo sufrimos un robo de identidad que hace peligrar nuestro dinero, podremos optar a muchos servicios para solucionar esto. Son aceptadas en todo el mundo, posibilitando conseguir liquidez en cualquier parte del mundo donde se acepte nuestro tipo de tarjetas.

Por otro lado, el problema es que no podemos retirar todo el dinero que queramos al existir límites en las retiradas de dinero. Al mismo tiempo, pueden existir algunos pagos anuales. Esto último dependerá siempre de la entidad bancaria y de las condiciones establecidas. 

Otro problema puede ser que muchas entidades no tienen licencia bancaria, lo que resulta peligroso pedir nuestras tarjetas prepago al no estar asegurados por el Fondo de Garantías de Depósitos (FGD). Por lo tanto, podríamos perder nuestro dinero si la entidad va mal.

Existe la posibilidad que se puedan contratar para terceros, siempre que estos sean mayores de quince años y que quien la solicite sea cliente de la entidad, haciendo una recarga inicial una vez se lleve a cabo la activación. Es importante recalcar que hoy en día la mayor parte de las tarjetas prepago no tienen cuotas de alta, pero que hay entidades que si las cobran.  

Desde Atrapacrédito le aconsejamos que siempre tenga dinero en la tarjeta y controle lo que va gastando, ya que le puede ser un gran problema no poder pagar un artículo al no haber recargado su tarjeta. 

Noticias Relacionadas

Comentarios

Publicidad

Mantenerse informado

Consigue la mejor información semanal