¿Qué se necesita para conseguir un préstamo?

 

Conseguir un préstamo o crédito on line se ha convertido en una necesidad para muchas personas que buscan financiación para determinados proyectos concretos.

Sobre todo, a raíz de las mayores complicaciones que, debido a la crisis económica atravesada por España desde 2008, se han comprobado en los bancos tradicionales. El rescate efectuado con dinero público implicó la imposición de ciertas condiciones a estos bancos, entre las que figuraba ser más cautos a la hora de conceder préstamos. En resumen, debían garantizar la devolución mediante el endurecimiento de la exigencia de ciertos requisitos.

Esta coyuntura es la que ha provocado que numerosos clientes de los bancos convencionales hayan buscado otras alternativas de financiación para cubrir sus necesidades puntuales. Alternativas como los préstamos rápidos, de los que, a continuación, contaremos más detalles.

No siempre se concede un préstamo rápido

El tema que nos ocupa en este texto es el de los préstamos que no se conceden. Como ya habíamos dicho, hay razones que motivaron un incremento de sus denegaciones. Y, como también se había avanzado; cuando hay necesidades urgentes de dinero, quienes ven denegados sus préstamos no van a renunciar, a la primera, a sus posibilidades de obtener financiación.

La posibilidad más plausible es la relativa a los microcréditos y productos financieros similares, tales como los créditos rápidos. Sin embargo, estos no deben identificarse con cheques en blanco. Se trata de préstamos con unas condiciones más blandas, pero su concesión sigue requiriendo una serie de garantías.

Por una parte, no se van a exigir las condiciones más severas, tales como los avales o una nómina (en tiempos de crisis, mucha gente ha perdido su trabajo y no puede aportar la seguridad financiera que proporciona un salario). Por otro lado, de cara a asegurar la devolución del dinero prestado, sí que se solicitan algunas garantías. La constatación de unos ingresos regulares sería quizás la de mayor relevancia. Tengamos en cuenta que muchos trabajadores, por su condición de autónomos, no pueden aportar una nómina. No obstante, pueden demostrar unos ingresos homologables o incluso superiores a los de los sueldos. Simplemente, se trata de unas fuentes de ingresos regulares de diferente naturaleza.

Así que, en el caso de no poder justificar los requisitos que se solicitan, estos tipos de préstamos también pueden ser denegados. Los motivos que pueden llevar a las entidades de crédito alternativas a desaconsejar la concesión de préstamos son diversos. A continuación, citamos algunos de ellos:

– No se constatan unos ingresos suficientes.

– Los ingresos que se certifican no son percibidos de manera regular.

– El solicitante aparece inscrito en censos de morosos, tales como los de RAI o ASNEF.

– Existencia de deudas activas contraídas con terceros.

Todas estas razones pueden propiciar la denegación de la solicitud, con la consiguiente  contrariedad del interesado. Ante esta situación caben dos posiciones: resignarse o buscar una solución. En el segundo de los casos, la reversión del problema pasa, lógicamente, por solucionar la causa que justificó la devolución y volver a pedir el crédito.

Cómo volver a optar a un crédito on line

Frente a las denegaciones que hemos reseñado, hay diferentes formas de solventar las problemáticas que las han causado. Lo más complicado, sin duda, es modificar, a corto plazo, la cuestión de los ingresos (en el caso de que estos sean insuficientes o irregulares). Cabe la posibilidad de renegociar con el jefe o cambiar de empleo, pero se trata de gestiones complejas y que no suelen proporcionar resultados notorios a corto plazo.

Por lo que respecta a la aparición en los ficheros de ASNEF o RAI, hemos de decir que también constituye una situación reversible. Se trata de listados de morosos que comparten las entidades que se encargan, en sentido amplio, de operaciones de crédito. Sin embargo, podemos formar parte de estos listados, como bien saben en las asociaciones de consumidores, por error, un olvido o una cantidad irrelevante. Si esto ocurre, cabe la posibilidad de ejercer el derecho de rectificación. Por ejemplo, pagando la cantidad adeudada; o, en el caso de que se hubiera producido un error, instando a la parte responsable de este a subsanarlo.

Por último, también es posible, en los casos de las diferentes deudas activas, proceder a su consolidación.

El oportuno análisis de los préstamos rápidos

Es evidente que nadie quiere tener que afrontar la denegación de un crédito, por lo que, en este aspecto, hay distintos escenarios a afrontar. Uno de ellos es el de buscar un proveedor de préstamos alternativo. En esta tesitura, es importante contrastar las condiciones que exigen y ofrecen las distintas entidades de crédito. Existen numerosos comparadores en Internet que permiten tomar estas decisiones con suficientes elementos de juicio.

No obstante, también es posible que una persona esté interesada, a pesar de haber sido objeto de denegación su solicitud, en las condiciones de un crédito en particular. Por consiguiente, en este caso, la aprobación futura de la solicitud en cuestión pasa por dar solución a las carencias que habían ocasionado la denegación.

De todas maneras, de cara a no tener que pasar por el desagradable trance de ver cómo una solicitud de crédito no es aceptada, vale la pena, además de realizar las comparaciones de datos anteriormente sugeridas, valorar las siguientes informaciones:

– Cumplimiento de todos los requisitos estipulados.

– Reconsideración de los tipos de interés que van a ser aplicados.

– Datos fehacientes acerca de los honorarios relativos a los pagos anticipados, las prórrogas…

– Evaluaciones de las condiciones del contrato.

Esta última condición se refiere a analizar con el debido detenimiento la conocida como “letra pequeña” del contrato, dado que va a ser clave para poder ejercer la devolución del crédito en las condiciones acordadas. Aspectos como las opciones de aplazamiento del pago, las penalizaciones por los retrasos en las devoluciones y los reembolsos de manera anticipada no deben ser dejadas a la improvisación.

En definitiva, el rechazo de una solicitud de préstamo no supone un obstáculo insalvable. Simplemente, se trata de arreglar el problema que ha dado lugar a la denegación. Asimismo, la web de Atrapacredito se ha revelado como un lugar con información interesante sobre este tema y que conviene visitar.

 

Créditos

Mantenerse informado

Consigue la mejor información semanal

Noticias destacadas

wizink tu banco senzillo

Social