¿Se heredan las deudas de los préstamos?

La legislación vigente establece que una herencia es un derecho, pero no es una obligación. Por tanto, heredar las deudas es una elección.

Se pueden dar diferentes escenarios en los que el beneficiario de un legado decida si quiere o no aceptar la herencia, puesto que en ningún caso está obligado a hacerlo.

En muchas ocasiones, la deuda que deja pendiente la persona que fallece se salda gracias al seguro que en su día contrató. Sin embargo, hay supuestos que las compañías no cubren o simplemente hay casos en que el prestatario no suscribió la póliza o seguro de vida.

Opciones que tiene un heredero de deudas

Cuando una persona fallece, sus deudas se trasladan a sus herederos. Ahora bien, estos pueden decidir si cargan o no con ellas. Lo que no pueden hacer es escoger qué parte de la herencia quieren y qué parte no les interesa, todo va en el mismo paquete y, por tanto, tanto los saldos del deber y el haber van juntos.

1. Aceptar la herencia:

En este caso, se asume la responsabilidad de pagar las deudas que le han dejado sus familiares o de quien le haya dejado su legado. Recibirá todos los bienes y los créditos pendientes de pago con el compromiso de hacerse cargo de su devolución.

2. Aceptar a beneficio del inventario:

La otra opción que se tiene es la aceptación de la herencia a beneficio del inventario, es decir, recibir la parte de los bienes que quede tras haber abonado el dinero pendiente de pago por parte del fallecido.

3. Rechazar la herencia:

Si la situación es muy complicada, la elección que queda es renunciar a la herencia, tanto a los bienes como a los préstamos. En este caso pasaría  los siguientes sucesores. Para ello, hay que realizar la renuncia ante un notario y no se podrá disfrutar de nada de la herencia.

Antes de tomar la decisión, incluso en casos de créditos rápidos

El saldo deudor que deja el testador puede ser de diferentes tipos. El más corriente es la obligación de pago con entidades financieras, aunque es bastante común que un seguro de vida cubra este tipo de pagos si fallece el titular.

Tanto en los préstamos online como en los tradicionales, la situación es la misma. Sin embargo, el beneficiario debe informarse bien sobre los productos financieros que tenía contratados el testador y de todos aquellos que estaban vinculados, en ocasiones, es el seguro de la vivienda o el de vida. Son muchas las entidades que obligan a sus clientes a suscribir este tipo de pólizas cuando se les presta dinero.

Así pues, antes de rechazar cualquier herencia, conviene informarse y revisar bien la documentación para cerciorarse de que no existe un seguro que pueda cubrir el préstamo que se hereda.

En concreto, existe un período de 180 días naturales desde que se produce el fallecimiento para contactar con los bancos y comunicarles la situación, reclamar el seguro y realizar la cancelación de los préstamos. Las entidades demandarán la documentación que corresponde para poder realizar la tramitación, normalmente es el testamento, las últimas voluntades, la escritura en la que se adjudica una herencia o la declaración de herederos. También solicitan el justificante que acredita el pago del impuesto de sucesiones, paso previo antes de recibir una herencia. Así, con toda la documentación, el banco informa de los productos que tenía contratados la persona que ha fallecido.

Si se acepta la herencia, con las obligaciones incluidas, el beneficiario recibirá los bienes, pagará los impuestos y se responsabilizará de las obligaciones que haya contraídas, bien con la herencia o con medios propios. Lo hará independientemente del tipo de producto, pueden ser créditos rápidos, tarjetas de crédito, préstamos personales o hipotecarios.

La opción que permite evitar el pago y no tener que asumir una obligación ajena, es la opción de aceptar la herencia a beneficio del inventario. Se trata de una forma jurídica que permite al sucesor no responsabilizarse de las deudas. El crédito pendiente de pago tras la muerte se abonará con el valor que se obtenga de los bienes que forman parte de la herencia. En este caso, los acreedores no podrán exigir el cobro de una parte que no quede cubierta por el legado existente, es decir, que si todo lo que hay no cubre la deuda contraída, no se podrá pedir al beneficiario que asuma esa responsabilidad. En este caso, si tras hacer la liquidación aún queda parte de la herencia intacta, los herederos podrán pasar a su distribución en función de lo que se establece en el testamento.

Y… ¿Se heredan las deudas de tarjetas de crédito?

Cuando hablamos de deudas de tarjeta de crédito estamos haciendo referencia a una deuda contractual.  Y según el código civil español las deudas contractuales se transmiten con la herencia y en consecuencia se transmiten al computo total. Si los herederos aceptan la herencia tendrán que hacerse cargo de la deuda de la tarjeta de crédito.

Tramitación de la herencia de los préstamos incluyendo préstamos online

En el caso de aceptar los créditos pendientes de pago, en un principio deberá abonar las cuotas a través de la cuenta en la que lo hacía el fallecido. Es importante que se comunique al banco lo sucedido para que se proceda al cambio de titularidad del préstamo.

¿Qué pasa si el préstamo tiene un aval?

Otra figura que crea controversia es la del avalista, puesto que no desaparece cuando muere el titular del crédito. El avalista solo se libra cuando el dinero se haya devuelto completamente y, por tanto, hasta que los herederos no liquiden el préstamo, no podrá renunciar a su aval. Sin embargo, hay algunos casos en los que depende del tipo de contrato suscrito.

¿Qué pasa si el préstamo tiene dos titulares?

Si alguno de los préstamos tiene dos titulares, la mitad del importe han de satisfacerlo los herederos. Si ellos lo rechazan, deberá ser el co-titular quien asuma la responsabilidad de pagarlo. Si el crédito no tiene aval, ni tampoco co-titular, son los beneficiaros de la herencia quienes han de hacer la devolución.

En algunos casos, para poder hacer frente al pago de impuestos que exigen las herencias, algunos consumidores optan por los créditos rápidos. En estos casos, consiguen liquidez para poder los gastos a falta  de regularizar la herencia.

Las deudas, por tanto, se heredan si no existe un seguro de vida que cubra el fallecimiento del titular. Ahora bien, los beneficiarios tienen la posibilidad de escoger la opción que más les interese para hacer frente a la situación. En Atrapacredito puede conseguir préstamos online de manera rápida para poder hacer frente al desembolso que implican los trámites de una herencia.

Créditos

Mantenerse informado

Consigue la mejor información semanal

Noticias destacadas

wizink tu banco senzillo

Social