Refinanciación de Préstamos (2020): ¿Cómo Conseguirla?

Refinanciación de Préstamos (2020): ¿Cómo Conseguirla?

24.01.2020 2:27 h
2 min

La refinanciación de préstamos o refinanciación de deudas consiste en modificar y revisar dichos préstamos para mejorar las condiciones. De esta manera podrás adaptarlos a la situación financiera por la que estés pasando en la actualidad.

Cuando se opta por una refinanciación de préstamos es para reducir el plazo del préstamo, la cuota o el interés; e incluso para cambiar el tipo de interés de variable a fijo o viceversa, o para unir las cuotas en una.

A la hora de refinanciar un préstamo, nos encontramos con varias opciones: la novación, la reunificación y la subrogación.

  • La Novación
  • La Reunificación
  • La Subrogación

 

La novación suele aplicarse a las hipotecas, pero si prefieres mantenerte en tu banco de toda la vida entonces tendrás que optar por una refinanciación de préstamos por novación.

 

Si decides unir todos tus préstamos en uno, entonces tendrás que optar por la refinanciación de préstamos por reunificación. Esta es una buena opción si te tienes muchas deudas pendientes. Teniendo muchos frentes abiertos es probable que te cueste más pagarlo, pero si juntas todos en uno solo pagarías una única cuota todos los meses y no varias.

 

Lo que se quiere conseguir con la subrogación de un préstamo es que el banco al que nos hemos cambiado mejore las condiciones que teníamos en nuestro banco, o que este mejore las condiciones que tenemos contratadas con el o incluso las iguale con las condiciones que nos ofrece la nueva entidad bancaria a la que pretendemos cambiarnos.

Si lo que quieres es refinanciar tu préstamo por subrogación deberás seguir un proceso. En primer lugar, antes de cambiarte de banco inmediatamente, deberás asegurarte que las condiciones son mejores que las actuales en nuestro banco; sino es así busca otro que te las mejore o negocia con el tuyo.

En segundo lugar, el nuevo banco tiene la obligación de avisar al tuyo y darle un plazo de unos 15 días para que iguale o mejore su oferta. Si tu banco no iguala ni mejora la oferta estás en todo tu derecho de cambiar de banco; si por el contrario accede a igualar las condiciones que ofrece la otra entidad o mejorarlas no podrás llevar a cabo la refinanciación, sino que te mantendrás en tu banco con las condiciones nuevas que ha aceptado mejorar.

Has de tener en cuenta que el cambio de un banco a otro podría suponerte algún gasto. Por un lado, el nuevo banco podría cobrarte una comisión de apertura por el nuevo préstamo y tu antiguo banco podría cobrarte una comisión por cancelación del mismo.

Así pues, si quieres revisar y modificar las condiciones de tus préstamos estas son las opciones que tienes. Compara y elige la que mejor te convenga.

Noticias Relacionadas

Comentarios

Publicidad

Mantenerse informado

Consigue la mejor información semanal