logo atrapa

¿Cómo reclamar una tarjeta revolving?

Patricia Andrés del Hoyo viernes mayo 8, 2020

Una tarjeta revolving, es un producto bancario que te da la opción de hacer pagos aunque no dispongas de fondos suficientes en la cuenta  asociada a dicha tarjeta. A diferencia de las tarjetas de crédito convencionales, con las tarjetas revolving el cliente puede aplazar sus pagos de liquidación. Es decir, si el vencimiento del plazo es, por ejemplo, el 1 de julio y en esa fecha no dispone del dinero necesario para hacer la devolución, el propietario de dicha tarjeta podrá hacer ese pago más adelante. En estas devoluciones se aplicarán los  intereses correspondientes, que en la mayor parte de las ocasiones, son muy elevados. No obstante, si el cliente decide hacer la devolución del importe en la fecha correspondiente, el funcionamiento de dicha tarjeta será similar al de una tarjeta de crédito y los intereses por tanto, no subirán.

En definitiva, podríamos decir que una tarjeta revolving es comparable a un crédito al consumo. El plazo de devolución del préstamo, así como los intereses a pagar, van a depender de los plazos que se establezcan por contrato.

 

RIESGOS QUE CONLLEVAN LAS TARJETAS REVOLVING

Aunque a primera vista, las tarjetas revolving parezcan un producto muy llamativo para el cliente, tendrás que tener en cuenta una serie de aspectos fundamentales antes de adquirir una de estas tarjetas.

  • En primer lugar, la posibilidad que te dan de aplazar los pagos, hacen que se vuelvan adictivas para el consumidor. No obstante, tendrás que tener en cuenta, que este tipo de productos son los que -a posteriori- generan un mayor endeudamiento.
  • Además, las tasas de interés a pagar son muy elevadas. La mayoría de las ocasiones pueden superar el 25% de TAE.

Por lo tanto, antes de hacerte con uno de estos productos, es muy importante que tengas en cuenta estos dos aspectos esenciales, así como la transparencia del producto comercializado.

 

¿PUEDO RECLAMAR UNA TARJETA REVOLVING?

Muchas personas se han visto afectadas por la gran deuda producida por estas tarjetas revolving. Como todos los productos destinados al préstamo de dinero, deben usarse con cabeza, ya que por el contrario, el cliente puede verse envuelto en una deuda irreparable. Al verse en esta situación de endeudamiento, son muchas las personas que optan por reclamar esta tarjeta revolving y para recuperar esa pérdida de dinero pueden utilizarse dos vías:

  • Falta de transparencia: como hemos mencionado antes, muchos de estos productos carecen de transparencia en la comercialización con el usuario. Esta es una herramienta que puede utilizar el usuario para librarse del pago de los intereses relacionados con el endeudamiento. Esto se debe a que el consumidor de dicho producto tiene que conocer y ser informado de las consecuencias jurídicas y económicas de dicho producto. Cosa que algunas empresas no comunican a sus clientes.

Estas son las dos vías por las que podrás reclamar el dinero pagado de más. Por un lado está la ley de usura y por otro lado, el conocimiento real de todas las cláusulas asociadas a las tarjetas revolving.