Préstamos entre familiares: Fiscalidad

Préstamos entre familiares: Fiscalidad

27.03.2019 1:12 h
2 min

Mucha gente se piensa que los préstamos entre familiares es algo informal y que no necesita de papeleos. Pero cierto es que, aunque tus padres cedan a prestarte ese dinero que necesitas para comprar tu nueva casa y que no te cobren intereses por ello, sí que es recomendable que quede todo por escrito, más que nada por lo que pueda pasar en cuanto a la fiscalidad de los préstamos entre familiares se refiere.

Lo bueno que tienen los préstamos entre familiares es que los pasos a seguir son mucho más sencillos que si se tratase de un préstamo entre particulares a través de una plataforma crowdlending ya que esta manera implica la presencia de un intermediario.

Hay que tener mucho cuidado con la fiscalidad préstamos entre familiares, pues ya sabemos cómo actúa Hacienda y que siempre está pendiente de todos los movimientos monetarios que se hagan y si hay algo que no les cuadra lo investigan para evitar así las llamadas donaciones encubiertas. Por ello, para la fiscalidad de los préstamos es necesario que tanto los préstamos entre particulares con intermediario, como los préstamos entre familiares sin intermediario alguno, se hagan de una manera correcta.

Así pues, si nos decantamos por la fiscalidad de los préstamos entre familiares donde se decide que en dicho préstamo no se aplicarán intereses, es decir que si tus padres te hacen un préstamo de 130.000€ les devolverás esa misma cantidad sin sumarle ningún interés, la Dirección General de Tributos nos hace saber que:

“El mero hecho de la existencia de un vínculo familiar entre las partes no implica sin más la existencia de una donación encubierta”.

En palabras más coloquiales, esto quiere decir que una cosa no quita la otra, y que, si el préstamo que nos va a conceder nuestro familiar es sin intereses, que quede constancia en el contrato que se vaya a firmar que es a título gratuito. Si no se hiciera de esta forma, la fiscalidad de los préstamos entre familiares, sea se Hacienda, podría ceñirse al artículo 40 de la Ley del IRPF y barruntar que dichos préstamos entre familiares se rigen por el interés del precio del dinero que consta en ese momento. Además, has de tener en cuenta que no solo tiene que quedar constancia de los préstamos entre familiares sin intereses, sino que los préstamos entre familiares con intereses también se deben aparecer reflejados en papel.

Todo esto os parecerá una tontería, pero no es así, pues hay casos muy turbios y muchos movimientos de dinero que no se declaran y Hacienda investiga tal como puede observarse en la actualidad. Así pues, para no tener quitas con Hacienda, mejor tener la fiscalidad de los préstamos entre familiares al día.

De todos modos, que los préstamos entre familiares figuren por escrito en un contrato, no ayuda únicamente a tener al día la fiscalidad de los préstamos entre familiares, sino que también nos será de ayuda en el caso que, si somos nosotros los que hacemos un préstamo a algún familiar y éste, por “x” razones no nos paga, dicho contrato nos servirá como reclamo por impago.

El comparador financiero Atrapacrédito, te recomienda que, antes que nada, tengas la fiscalidad préstamos entre familiares bien organizada. Y que el contrato que firmes quede bien registrado y sellado por la Administración.

Noticias Relacionadas

Comentarios

Publicidad

Mantenerse informado

Consigue la mejor información semanal