logo atrapa

Préstamos del ICO para Autónomos y Pymes (COVID-19)

Mario Navacerrada lunes mayo 4, 2020

Con el acuerdo en el Consejo de Ministros de la Línea de Avales para empresas y autónomos, recogida en el Real Decreto Ley 8/2020, se garantiza liquidez para preservar la actividad productiva y el empleo. Este programa de Avales ha servido para que el ICO presta liquidación a empresas y autónomos a través de las entidades financieras privadas. 

ICO es el Instituto de Crédito Oficial, es decir, un banco público con forma jurídica de entidad pública empresarial, adscrita al Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital a través de la Secretaría de Estado de Económica y Apoyo a la empresa. 

Los fondos que facilitan ICO del programa del Gobierno, tienen un importe máximo de 100.000 millones de euros. Un primer tramo del crédito son  de 20.000 millones de euros cuyo 50% será para Autónomos y Pymes. Las entidades llevan comercializando préstamos avalados por el Estado desde el 6 de abril, llevando concedidos un total de 24.452 millones de euros

A pesar de que el programa tiene 100.000 millones de euros, sólo se han desbloqueado 40.000 millones de euros en dos tramos de 20.000 millones de euros cada uno. Al haber mucha demanda por la situación de parón económico que conocemos, se espera que el tercer tramo llegue en poco tiempo. 

Las entidades financieras llevan más de 187.006 operaciones cuyo importe supera los 18.767 millones de euros. Como vemos, la cifra inyectada por el sistema financiero supera a todo lo que se inyectó en febrero de este año. Hacia el colectivo Pymes y Autónomos, se han suministrado 17.267 millones de euros, de los que 13.802 tienen aval

Los avales son distribuidos por los 6 bancos más grandes a nivel nacional: Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia y Bankinter. En una situación actual, se denuncia que existen retrasos en los cobros aunque algunos han cobrado después de 15 días según explica la ATA. 

La solicitud se inicia de la siguiente manera: 

  • El cliente acude al banco en cuestión y solicita el préstamo. Debe cumplir los requisitos exigidos por el Gobierno para seguir adelante. 
  • Las entidades establecen su política de riesgo y si todo va según lo previsto, se tramita el crédito.

  • En el caso de ser una cantidad superior a 50 millones de euros, será el ICO quien autorizará o no la operación. 

  • Después, la entidad inicia la tramitación y carga los datos en la plataforma informática del ICO, que deberá revisar todo y autorizar el desembolso. 

En este sentido se reconoce que hubo problemas en un principio por la cantidad de documentaciones que debían de tramitar, pero que a día de hoy, todo se lleva al día por un proceso más automático. Aún así, depende de la política de cada banco para tener el cobro cuanto antes.