¿Qué es mejor, Un Préstamo Personal o una Tarjeta de Crédito?

¿Qué es mejor, Un Préstamo Personal o una Tarjeta de Crédito?

08.06.2020 1:29 h
3 min

Ante una situación en la que necesitamos financiación a plazos, cabe preguntarnos ¿qué es más barato, pagar a plazos con tarjeta de crédito o pedir un préstamo personal? Aunque son producto muy similares, la gran diferencia lo vemos en sus comisiones y interés.

Es importante saber que en un préstamo personal, la cantidad que nos ofrecen va a ser mucho más elevada que en las tarjetas de crédito. Por lo tanto, si necesitamos de gran liquidez económica, deberemos acudir a un préstamo. Eso sí, hay que hacer frente a gastos más elevados, con plazos de devolución muy largos y con ciertas comisiones; en cambio para una tarjeta de crédito, el plazo de devolución es más corto pero con cantidades más flexibles para agilizar la manera de entregar el dinero. 

Ventajas e Inconvenientes de elegir Tarjeta de Crédito o Préstamo Personal

Si acudimos a financiarnos con tarjeta de crédito podemos obtener muchos más ventajas que inconvenientes. Una de ellas es la flexibilidad de poder financiar una compra de múltiples formas y el control de todo el dinero que llevamos devuelto desde nuestra cuenta bancaria. 

Diferentes flexibilidades y alternativas que nos ofrece pagar con una tarjeta:

  • Pagando un porcentaje sobre la deuda: El cliente establece un porcentaje de pago de la deuda, pero al quedar una parte pendiente, se generará más interés que pueden superar la cantidad que queda pendiente de pago. 
  • Mediante plazos mensuales: El cliente sabe mediante el contrato cuál va a ser la cantidad que va a pagar de forma mensual. 
  • Fraccionando los pagos: En todo momento el cliente sabe cuantas cuotas va a pagar en total y en qué momento se va a saldar la deuda. 

Otra ventaja son los intereses, que llegan a ser 0 si la deuda se va pagando de forma mensual. De tal manera, que siempre vamos a pagar justo el precio de nuestro bien cuando lo hagamos de esta forma. Relacionado con esto, está la posibilidad de devolver un porcentaje de la compra dependiendo de las condiciones y política que tenga la entidad. 

Pero como inconvenientes tenemos que la cantidad de una tarjeta de crédito es limitada y puede ser muy perjudicial si se utiliza de forma deliberada sin tener en cuenta nuestra capacidad económica. Además si sobrepasamos la cantidad estipulada, nos pueden cobrar comisiones por haber excedido el límite de la tarjeta que tiene un importe de 30 euros más intereses que rondan el 20% TAE

Si pasamos a las ventajas de los préstamos personales, vemos que permiten obtener mayor financiación que las tarjetas de crédito con plazos más largos, llegando hasta los 7 años, dependiendo de la entidad escogida. 

Pero sin duda, en algo que destacan en la actualidad es en sus intereses, que aunque pueden ser elevados (de un 9% TAE de media), solo se aplican en su devolución y o no en más operaciones como pasa en las tarjetas. 

Lo malo de estos préstamos es su dificultad para acceder a estos, debido a que están restringiendo al máximo su financiación, sobre todo para personas que tiene problemas de morosidad. También es importante conocer que en el caso de no poder hacer frente al pago de la cuota, el titular deberá hacer frente a la comisión por demora que puede llegar a ser una penalización de un 29% TAE

Desde Atrapacrédito le recomendamos que consulte en todo momento el tipo de interés de cada opción, debido a que en su devolución y plazos nos puede salir uno u otro más barato, teniendo en cuenta las comisiones de cada uno. 

Noticias Relacionadas

Comentarios

Publicidad

Mantenerse informado

Consigue la mejor información semanal