¿Un prestamista particular es de confiar?

Cuando hablamos de prestamistas particulares, tal vez pensamos que es algo sencillo de conseguir y que así nos evitamos pasar por jaleos de Bancos y Financieras; pero la realidad es que, encontrar a un prestamista particular serio es algo más complicado.

“Necesito un prestamista serio y transparente”, bien, hasta ahí todo claro; hay muchos prestamistas particulares dispuestos a darte ese dinero que necesitas, pero encontrar gente seria… es algo más rebuscado, y hablo tanto del prestamista particular, como de la persona o personas que piden el dinero a ese prestamista particular.

Debido a la crisis y al alto riesgo de impago que puede producirse a la hora de devolver un crédito al Banco, estos han dejado de conceder créditos, lo que ha provocado que prestamistas particulares y privados estén muy solicitados.

¿ES LO MISMO UN PRESTAMISTA PARTICULAR QUE UN PRESTAMISTA PRIVADO?

A la hora de desglosar ambos términos, nos encontramos con que un prestamista particular es simplemente eso, una persona o personas que conceden dinero a otras personas que lo necesitan, con la finalidad de aumentar su capital con intereses u honorarios. Tanto los intereses, como las condiciones y devolución son pactadas con los mismos particulares; sin embargo, esto genera un riesgo en la confianza, pues son pocas las personas que prestan su dinero sin tener la certeza de que lo recuperarán.

Por ello, dar con un prestamista serio y transparente suele ser complicado por la falta de regulación y la situación económica actual que vivimos; pues debido a la crisis y a que los Bancos suelen denegar los préstamos, son los prestamistas particulares quienes intervienen llegando a sacar un gran beneficio a esta situación. Muchas veces, este beneficio suele salir del abuso que cometen dichos “prestamistas serios y transparentes” que aumentan desproporcionalmente los intereses si no se paga dentro del plazo establecido.

Por el contrario, los prestamistas privados suelen ser entidades financieras de verdad, aunque su capital, su dinero, sigue siendo privado, su estructura empresarial está más desarrollada.

Este tipo de prestamistas es más de fiar. No se puede comparar con un Banco tradicional, ni con un prestamista particular, ya que sus condiciones son más asequibles, pues ofrecen un servicio rápido y seguro, préstamos sin aval e incluso si te encuentras en alguna lista de morosos como ASNEF.

UNA ALTERNATIVA AL “PRESTAMISTA PARTICULAR SERIO”

Seguro habrás visto los típicos anuncios de: “Necesito un prestamista serio en Valladolid”, “Necesito un prestamista serio en Asturias”, “Necesito un prestamista serio en Buenos Aires” … pues en Atrapacrédito te ofrecemos una alternativa al prestamista particular serio: los préstamos online.

Cuando hablamos de préstamos online, hablamos de transparencia y seguridad, a la vez que rapidez y comodidad, ya que tendremos en nuestro móvil u ordenador a disposición todos los préstamos del mercado.

Pero debemos de cumplir con los pagos de dichos créditos para no tener represalias por ello; ya que si no cumplimos con lo acordado la entidad solicitará la devolución de las cuotas acordadas. En el caso de no devolver las cuotas, se generaría una serie de consecuencias tales como: un aumento en el cobro de los intereses ya pactados inicialmente debido a la demora del pago; el ingreso en algún fichero de morosos como ASNEF; e incluso llegar a ser procesado judicialmente en el caso que, tras varios intentos de reclamación de la deuda, esta siga sin ser solventada (pero eso es un caso muy extremo).

 

 

 

Finanzas

Mantenerse informado

Consigue la mejor información semanal

Noticias destacadas

Publicidad

wizink tu banco senzillo

Social