¿Es posible el desistimiento de un préstamo?

El desistimiento de un préstamo es el derecho que tiene su beneficiario para renunciar al mismo, una vez le ha sido concedido. La norma que lo regula en España es la Ley 16/2011, de 24 de junio, que se refiere a los créditos al consumo.

Todos los consumidores tienen este derecho, que también está sujeto a algunas restricciones u obligaciones para poder ejercerlo.

Cómo se ejerce el derecho de desistimiento de préstamos online y tradicionales

Los beneficiarios de los préstamos tradicionales o de los préstamos online pueden dejar sin efecto el contrato sin necesidad de indicar los motivos y sin recibir ninguna penalización. Eso sí, disponen de 14 días naturales desde el momento en que se firma la documentación.

Una vez transcurrido ese plazo, el consumidor pierde su derecho a desistir. Por tanto, es ineludible realizar la operación dentro del plazo marcado por la ley y enviar la documentación necesaria para ejecutar su expiración durante este tiempo. El prestamista puede presentar la solicitud en papel o en formato digital, pero necesita acreditar el acuse de recibo o sello firmado de la entidad para demostrar que lo ha cumplido en tiempo y forma.

Costes del desistimiento de un préstamo

El derecho a desistir del contrato de un préstamo tiene también su coste financiero, que el beneficiario ha de asumir. No se le puede penalizar con comisiones adicionales, ni siquiera las de cancelación, si las hubiera, pero sí debe reembolsar el dinero que ha recibido, más los intereses generados desde que se le concedió hasta que efectúa la devolución.

Por ejemplo, si se firma el contrato de un crédito el día 15 de febrero, pero el cliente se arrepiente y quiere renunciar, tendrá que pagar los intereses desde el 15 de febrero hasta el día en que la devolución sea efectiva. Por eso, dado que existen solo 14 días naturales para poder cancelar la operación y hay que pagar por cada día transcurrido, es mejor agilizar los trámites.

El consumidor dispone de 30 días naturales para reembolsar el dinero que ha recibido, desde el momento en que envía la documentación para el desistimiento de un préstamo. Si cumple con la legislación vigente, el prestamista no puede cobrarle ningún otro tipo de comisión o de compensación.

Hay otro factor para tener en cuenta. Si el cliente ha contratado algún otro producto vinculado al préstamo del que ha desistido, en el momento en que ejerce su derecho y cancela la operación, también se desvincula del servicio que le proporciona un tercero. Por ejemplo, si se pide un crédito y se contrata un seguro de vida, el consumidor que desiste no está obligado a mantener ese seguro o cualquier otro servicio que haya contratado conjuntamente, en la misma operación.

¿Qué pasa si ha transcurrido el plazo legal para el desistimiento del préstamo?

Si han transcurrido los 14 días naturales desde que se firmó el contrato, el consumidor no puede ejercer su derecho de desistimiento de un préstamo. La única manera que tiene para cancelar el crédito es solicitando una amortización anticipada. En ese caso, la financiera decide si se la concede o no, en función de las condiciones pactadas y de las penalizaciones establecidas.

Algunas entidades contemplan la amortización del capital total o parcial sin ninguna penalización, en cambio otras imponen comisiones por cancelación o devolución anticipada. Están en su derecho de imponer tales condiciones, si transcurre el plazo legal establecido.

La seguridad y la transparencia de los créditos online

En el caso de los préstamos online pasa exactamente lo mismo. La financiera que presta el dinero debe ofrecer al beneficiario la documentación y el procedimiento para que ejerza su derecho al desistimiento de un préstamo.

A la hora de solicitar créditos online, es muy importante que el consumidor se informe con seguridad sobre las condiciones que ofrece la empresa o la financiera. La banca digital está a la orden del día, pero conviene no dejarse influir por determinados anuncios que aparecen en la red y que pueden confundir.

En el portal Atrapacredito solo aparecen financieras y bancos online que están autorizados para la comercialización de productos financieros. Organizaciones legales, serias y responsables, que responden ante los derechos de los ciudadanos y ofrecen una información completamente transparente.

Es más, en nuestro comparador de préstamos las entidades están obligadas a aportar toda la información al solicitante. De esta forma, el consumidor conoce los intereses y los costes de cada producto financiero antes de contratarlo.

Así se cumple la normativa que regula los préstamos al consumo, la Ley 16/2011, de 24 de junio, que incorporó toda una serie de obligaciones para las entidades financieras. Desde ese momento, cualquier empresa que comercializa productos bancarios o presta dinero está obligada a informar de manera transparente a los posibles clientes y a asistirles durante la contratación de sus productos, incluido el derecho al desistimiento.

En ese sentido, también se obliga a la evaluación sobre la solvencia del banco, las penalizaciones que impone o los cobros indebidos. Se limitan los tipos de interés para evitar la usura, además de regular la actividad de los intermediarios y también los servicios o productos vinculados. Las financieras también están obligadas a presentar el cálculo de la Tasa Anual Equivalente (T.A.E.) de los créditos que ofrecen y el coste total para el consumidor, de cada operación.

Por tanto, las prestatarias están obligadas a facilitar la documentación a su cliente, para que ejerza todos sus derechos en el plazo legal establecido. Del mismo modo, también han de presentar toda la información de manera transparente para que el beneficiario conozca las condiciones y pueda decidir si continúa con la operación o no, antes de firmar el contrato.

Ahora bien, es responsabilidad de los consumidores suscribir contratos con empresas que no cumplan con la legalidad vigente y no acrediten su capacidad para comercializar productos financieros. El cliente siempre puede interponer una demanda si se perjudican sus intereses.

En nuestro comparador de créditos podrás consultar las diferencias existentes entre las distintas compañías que ofrecen estos servicios, quienes están obligadas a facilitar toda la documentación necesaria, para que sus clientes ejerzan su derecho al desistimiento del préstamo.

Créditos

Mantenerse informado

Consigue la mejor información semanal

Noticias destacadas

wizink tu banco senzillo

Social