Pasos para contratar los préstamos de estudiantes

 

Los estudiantes que necesitan dinero para financiar sus estudios tienen a su disposición créditos para poder pagar su educación. Es una apuesta de futuro, puesto que gracias a estos préstamos podrán finalizar su carrera y optar al trabajo que deseen. Es una inversión en toda regla.

Existe una amplia oferta de préstamos para pagar estudios, tanto de la banca tradicional como de la moderna digital. Sin embargo, antes de tomar una decisión conviene estudiar todas las ofertas disponibles para optar al crédito que mejores opciones proponga.

En comparadores como los que incorpora Atrapacredito, los solicitantes tienen la opción de cotejar las ofertas de créditos rápidos que ofrecen diferentes financieras, con toda la información al detalle sobre los intereses, las comisiones y demás gastos que exige la operación.

¿Cómo ha de ser un préstamo para estudiantes?

A la hora de plantearse la solicitud de préstamos rápidos para financiar los estudios, el usuario debe hacer un presupuesto previo para conocer el importe que le interesa pedir. Es importante que se incluya la suma de los estudios como el importe de otros gastos que estén relacionados, como pueden ser los de equipamiento, alquiler de un inmueble, equipos tecnológicos o material.

El objetivo es incluir en una operación el montante total. Es más sencillo y económico solicitar un único crédito para todo que no empezar a pedir pequeños préstamos o utilizar la tarjeta para el mismo fin. Las diferentes letras y obligaciones de pago podrían crear una situación de sobre endeudamiento.

Una de las ventajas de los préstamos rápidos para pagar los estudios es que los intereses son más reducidos que los de otros productos financieros, como pueden ser las tarjetas o los créditos personales. Por eso, a la hora de buscar fondos para financiar la carrera, el estudiante puede buscar la oferta disponible para la consecución de dicho objetivo y no contratar otro producto que le permita obtener liquidez pero cuyo precio sea más elevado.

Así, los créditos de educación disponen de intereses reducidos. La Tasa Anual Equivalente, también conocida como T.A.E., es bastante inferior si se compara con otras ofertas crediticias del mercado financiero.

Al igual que conviene comparar bien los intereses de estos productos, también es interesante informarse bien de las comisiones o productos vinculados. Las entidades ofertan seguros o tarjetas de crédito que el estudiante no necesita contratar en ese momento. Este tipo de añadidos encarecerán el precio final del préstamo.

Otra de las cuestiones importantes a tener en cuenta es el plazo de la devolución. Al estar estudiando, los beneficiarios necesitan cierta flexibilidad y períodos largos para poder pagar las letras. Evidentemente, cuánto más tiempo se tarde en devolver un crédito, más caros son los intereses, sin embargo, los grados y los postgrados universitarios pueden durar varios años. En ese tiempo, el objetivo del solicitante es centrarse en los estudios.

De hecho, algunos créditos pueden disponer de plazos de devolución de entre diez y quince años, incluyen también períodos de carencia. La carencia permite al beneficiario pagar solo los intereses del crédito, con lo que las letras mensuales son más reducidas. La duración de este período depende de cada entidad financiera, en determinados casos pueden ser de hasta cinco años. Se estima que una vez haya transcurrido el citado periodo, la persona ya habrá finalizado sus estudios y habrá empezado a trabajar.

Por último, es fundamental leer bien las condiciones del contrato y realizar los cálculos acorde a la realidad actual. Los préstamos para financiar estudios disponen de determinadas ventajas porque se utilizan para esa finalidad, ahora bien, es muy importante disponer de toda la información para conocer el coste real.

Los estudiantes pueden acudir a una entidad financiera tradicional para contratar el préstamo, o bien hacerlo a través de la oferta que existe en Internet. En Atrapacredito, por ejemplo, pueden comparar las diferentes opciones que les ofrecen las entidades financieras. Una de las grandes ventajas de los créditos online es que no solicitan avales y los requisitos son más flexibles.

Este tipo de beneficios son muy interesantes, puesto que así se evita la obligación de que los padres tengan que avalar a sus hijos para que puedan conseguir el dinero de sus estudios. La banca tradicional limita la concesión de préstamos si no tiene las garantías que considera suficientes, con lo que imposibilita el acceso a la financiación. Sin embargo, un estudiante no dispone de nómina, ni ingresos fijos, ni tampoco de patrimonio con el que avalar la operación.

Pasos para contratar préstamos rápidos de estudios

1. Calcular el importe que se precisará

Si no se puede obtener la financiación completa de todo el grado o postgrado, sí que se podrá optar a una parte de ella. Conviene hacer un presupuesto de las necesidades para después poder ajustar la cuota y el plazo de la devolución.

2. Entrar en un comparador de préstamos rápidos

En Atrapacredito, por ejemplo, el solicitante dispone de un comparador para poder cotejar las diferentes ofertas que presentan las entidades financieras. Son empresas acreditadas para ofrecer operaciones crediticias.

3. Establecer condiciones flexibles

El beneficiario puede establecer sus prioridades a la hora de solicitar el importe que necesita, el período de devolución acorde a sus circunstancias, perspectivas y posibilidades, así como calcular el coste real del dinero prestado.

Las compañías que ofertan sus productos en portales como Atrapacredito están obligadas a mantener una actitud transparente en todos sus productos. El consumidor conoce los intereses y el importe total de la operación antes de contratarla, al igual que tiene la información sobre los costes y consecuencias de un posible impago.

4. Hacer la contratación

Una vez escogido el préstamo más interesante, solo hay que seguir los pasos para cumplimentar todos los campos exigidos. A partir de la información que le ofrezca el estudiante, la entidad a través del scoring calificará la operación, comunicará su aprobación y en unas horas el dinero estará en la cuenta corriente acordada.

Los créditos rápidos para estudiantes se han convertido en una de las principales inversiones de futuro. Lejos de las exigencias y limitaciones de la banca tradicional, las entidades de préstamos online se posicionan en una de las mejores alternativas para conseguir la financiación estudiantil.

 

Créditos

Mantenerse informado

Consigue la mejor información semanal

Noticias destacadas

wizink tu banco senzillo

Social