¿Qué son las Participaciones Preferentes de los Bancos?

¿Qué son las Participaciones Preferentes de los Bancos?

30.04.2019 10:32 h
5 min
¿Qué son las participaciones preferentes de los bancos?

La participaciones preferentes se trata de un instrumento de deuda financiera emitido por las entidades bancarias. Es perpetuo (sin fecha de vencimiento) cuya rentabilidad dependerá de cómo se comporte el mercado y la evolución de los bancos en él. Hay que tener en cuenta, que no están garantizados por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), por lo que no cubren nada en caso de quiebra.

Son muy arriesgadas debido a que, a pesar de ofrecer grandes beneficios si la situación es estable, en caso de inestabilidad financiera se puede llegar a perder todo el capital invertido. Es muy importante tener en cuenta que el inversor no tiene derechos políticos sobre su inversión y como consecuencia de ello, podemos tener dificultades para su liquidación, así como el orden de preferencia de cobro en caso de quiebra.  

Aunque son de carácter perpetuo, como hemos comentado anteriormente, se puede pedir un pago anticipado a partir del quinto año desde su desembolso, siempre que se tenga una previa autorización del Banco de España.

Conllevan una tributación del 18% por los interese generados, al obtener rendimientos por la cesión de estas participaciones a terceros.

 

¿Qué características contempla las participaciones preferentes?

Las principales cualidades de las participaciones preferentes son las siguientes:

  • Presentan una liquidez muy limitada haciéndose difícil obtener el dinero si el cliente lo necesita con urgencia. Al tratarse de un mercado de compra-venta, la venta puede demorarse más de lo debido.
  • Funciona en el mercado de AIAF (Asociación de Intermediarios de Activos Financieros), por lo que no cotizan en bolsa.
  • Los depósitos suelen generar ganancias de hasta un 7% anual, por lo que su rentabilidad suele ser muy elevada.
  • El capital inicial no está asegurado, como consecuencia de tener que venderlas puede que el precio al que estén en ese momento sea inferior por el que las compramos.
  • Al ser participaciones preferentes perpetuas, no cuentan con un vencimiento determinado, siendo el emisor quien pueda cancelarlas y el inversor, el que pueda pedir una liquidez anticipada. Ambas, solo se pueden realizar a partir de cinco años después de su emisión.
Canje de participaciones preferentes

En las diferentes entidades bancarias, tenemos la posibilidad de cambiar nuestra participaciones preferentes por otros productos. Los bancos tenían prisa en cambiar estar preferentes dada a la normativa Basilea III, establecida en 2011 y la cual no permitía que las participaciones preferentes contarán para reforzar su capital. Esta normativa entraría en vigor en 2013.

Estos son los bancos que han procesado los canjes:

  • BBVA, fue el primero en establecer una alternativa para sus inversores al cambiar la participaciones preferentes por unos bonos convertibles por un valor de 3.430 millones de euros. Canjearan la mitad en 2012 y la otra mitad en verano del 2013.
  • Santander, utilizaron la vía directa, es decir, ofrecieron cambiar las preferentes por acciones por un valor de 1.943 millones de euros y el 100% del valor nominal de sus títulos.
  • Sabadell, optó por cambiarlas por acciones en dos fases: En una primera se pagó el 90% de las preferentes; y en la segunda premiaban a sus inversores con la obtención de un 12% equivalente a su capital en las participaciones preferentes, si las conservaban hasta el 14 de diciembre del 2012.
  • Bankia, en este caso se produjeron dos canjes: uno en marzo del 2012 que permitió el canje del 100% del valor nominal de las preferentes si se mantienen durante un año. En caso de venderlas de forma inmediata solo obtendremos un 75% del valor nominal; el segundo canje fue por depósitos a 4 años obteniendo un valor nominal del 100%, aunque no se podría establecer una cancelación anticipada hasta la fecha de vencimiento.
  • Banco Popular, apostaron por un canje en bonos pudiendo ser convertible en acciones con el 100% del valor nominal y con un vencimiento obligatorio de 6 años. Existe la posibilidad de obtener liquidez cada seis meses, gracias a las ventanas de conversión, donde los inversores pondrán venderlas al precio de mercado en ese momento.

De esta manera tenemos dos opciones: aceptamos el canje y nos deshacemos del producto asumiendo las consecuencias de perder parte del capital al realizar el intercambio; o podemos mantenerlas cobrando el interés, pero con el riesgo de que el banco entre en una situación difícil perdiendo todo y sin tener liquidez.

¿Nos resulta rentable adquirir las participaciones preferentes?

Aunque tienen riesgos como no tener el capital garantizado al estar sujetas a un mercado secundario sin el apoyo del FGD, podremos obtener un gran beneficio si la situación es favorable al tener un interés muy alto, entre un 7% y 15%.  

Al mismo tiempo, es importante recordar que el banco se reserva el derecho a cancelar de forma anticipada, la participación preferente y en caso de que el mismo no tenga beneficios o decida no repartir dividendos, no podrías cobrarlas. Por lo tanto, su liquidez es muy baja al depender de muchos factores que desconocemos en el momento de su venta o reparto.

La  normativa y de la situación de crisis que atravesaba nuestro país,  hizo que muchos bancos y cajas incumplieran ciertas normas, ocultando información al cliente, produciendo más ventas que compras, algo que no se podía sostener.

Muchos denunciaron la falta de informaciones que les ofrecían los propios empleados de la banco, y la sentencia dictaminó que las entidades habían incumplido sus deberes de información y transparencia, con el objetivo de aumentar su solvencia.

Esta situación se puede denunciar desde la plataforma ADICAE (Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguro), quienes le ofrecerán la información necesaria para intentar solucionar el problema y buscarán alternativas para ayudarle.

Como consejo de Atrapacrédito, si usted es una persona conservadora o tiene pocos conocimientos sobre estos productos bancarios, le recomendamos invertir sobre depósitos a plazo fijo, teniendo la seguridad de obtener un interés estable aunque su rentabilidad no sea tan alta como las participaciones preferentes.

Noticias Relacionadas

Comentarios

Publicidad

Mantenerse informado

Consigue la mejor información semanal