¿Podemos dejar de Pagar la Hipoteca por el COVID-19?

¿Podemos dejar de Pagar la Hipoteca por el COVID-19?

22.05.2020 2:49 h
3 min

El panorama de crisis causada por el COVID-19, está dejando un gran lastre en la economía de nuestro país. Muchas personas debido a esta situación, se han visto en grandes dificultades para pagar su cuota obligatoria de sus préstamos hipotecarios

Ante estas dificultades económicas, el Gobierno ha impulsado una serie de alternativas para combatir estos problemas, entre los que destaca el Real Decreto Ley 8/2020 en el que se determina una moratoria en su pago de la hipoteca. Actualmente, esta moratoria se ha ampliado, algo que puede consultar en nuestro artículo: Ampliación de la moratoria del pago de las hipotecas por el COVID-19.

Para conseguir pedir que el banco aplace sus respectivos pagos, debe cumplir con una serie de requisitos. Estos son: 

  • Nos encontramos en desempleo a raíz del Coronavirus o en caso de ser Autónomos o empresarios, tenemos grandes pérdidas tanto en ventas como en ingresos. 

  • Si la hipoteca por la que estamos pagando es sobre nuestra vivienda habitual, local, oficina o inmueble alquilado. 

  • La cuota más gastos y suministros básicos, supera o iguala el 35% de los ingresos netos de la unidad familiar

  • Si los residentes tienen una carga hipotecaria sobre la renta familiar haya aumentado un 1,3% o las ventas haya caído al menos un 40%.

Documentos necesarios para dejar de pagar la Hipoteca 

Los clientes deben demostrar que cumplen con los requisitos establecidos anteriormente para conseguir atenerse a la medida del Gobierno. Para ello, debemos mandar a nuestro banco la siguiente documentación:

  • En el caso de estar desempleados, debemos aportar un certificado que demuestre que recibimos la prestación por desempleo y que esté expedido por la gestora de prestaciones. 

  • En el caso de certificar que la vivienda es vivienda principal y el número de personas que habitan en ella: Libro de familia o documento que acredite la pareja de hecho, el certificado de empadronamiento de las personas que viven en la casa en el momento que se presenta la solicitud y los seis meses anteriores.

  • Para establecer que la vivienda nos pertenece: Una nota del Registro de la Propiedad de todos lo miembros de la unidad familiar y las escrituras de la compra-venta de la vivienda e hipoteca

  • Por último, en el caso que nuestra actividad como profesional ha cesado: Certificado de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria sobre la base del cese de actividad. 

Si todo se encuentra en orden y cumplimos con lo establecido, debemos mandar la solicitud de moratoria hipotecaria a nuestro banco, aportando esta documentación respectiva a nuestra situación. Se puede hacer de forma telemática y la entidad comprobará que cumplimos con las condiciones en un plazo máximo de 15 días. 

El Banco de España tendrá la comunicación correspondiente de su entidad bancaria y quedará constancia de la existencia de la moratoria y su duración para que no se impute como un cómputo de provisión de pago. 

Cuando tengamos el visto bueno del banco, no nos cobrará la hipoteca durante los siguientes 3 meses y estaremos exento de intereses por demora. Tampoco contará este periodo para el vencimiento anticipado. 

Alternativas a esta Normativa

En el caso de que no podamos acogernos a esta medida y tengamos problemas en nuestro pagos, podemos recurrir a las siguientes alternativas: 

  • Utilizar el Código de Buenas Prácticas: si nuestros problemas económicos tienen un trasfondo más lejano que el actual, podemos acogernos a este Código para que podamos conseguir nuevas cláusulas y condiciones sobre nuestra deuda. 

  • Negociar con nuestro Banco: Intentaremos llegar a un acuerdo en privado con nuestra entidad para que nos alarguen el plazo o nos aplique una carencia. Si nos dan la opción de carencia, dejaremos de pagar la cuota durante un tiempo, mientras que si es un prórroga de plazo, nos bajarán el importe en las mensualidades. 

En Atrapacrédito puedes encontrar las mejores ofertas de las principales entidades bancarias, para que puedas escoger aquella que mejor se adapte a lo que necesites y a tus condiciones económicas.

Noticias Relacionadas

Comentarios

Publicidad

Mantenerse informado

Consigue la mejor información semanal