logo atrapa

Microcréditos Inmediatos

Créditos y préstamos destacados

También puedes elegir la entidad bancaria que prefieras de la lista a continuación

Los microcréditos inmediatos son productos para personas que necesitan solucionar algún problema que nos suceda de manera imprevista y que no requiera de gran cantidad de dinero. Al mismo tiempo, pueden ser una buena alternativa para obtener financiación para proyectos empresariales, cuyos clientes no tienen recursos suficientes para iniciar por ellos mismos el negocio. 

   

A diferencia de los minicréditos inmediatos, los microcréditos por lo general pueden ofrecer cantidades mayores que los primeros, llegando a cuantías de 3.000 euros. Todo dependerá del perfil económico del solicitante, cuyos ingresos e historial crediticio serán de suma importancia a la hora de solicitar un microcrédito inmediato

   

Además, podemos adquirir diferentes tipos de microcréditos para diferentes necesidades:

   
  • Microcréditos solidarios: Este productos se concede a un grupo de personas, cuya responsabilidad de pago y devolución de la deuda es asumida por todas de manera solidaria. Esto significa que si algunos de los integrantes no puede asumir la deuda contraída, el resto de integrantes, deberán asumir la parte que deja de pagar, aumentando sus gastos. 

  • Microcréditos comunales: Suelen alcanzar a un grupo de personas más amplio que el anterior y cuyo aval es recíproco. Suelen estar compuestas de asociaciones de vecinos, con el fin de adquirir dinero para mejorar la las instalaciones de sus viviendas. 

  • Microcréditos individuales: A diferencias de los anteriores, este solo hace referencia a una persona, quien se compromete a devolver la cantidad prestada en la fecha estipulada. En caso de no poder devolver el dinero, dependiendo de las exigencias de la entidad bancaria, puede ser asumida por un avalista o se dispondrá a retirar sus propiedades. 
   

Estos microcréditos se pueden adquirir de forma online. Al igual que otro tipo de productos como los préstamos online, será necesario rellenar un formulario en el que indicaremos nuestros datos informativos, con lo que el banco hará su análisis para comprobar que podemos soportar la obligación de pago. 

   

Una vez tengamos el visto bueno del banco en el que solicitamos el dinero, podemos firmar el contrato. Pero antes de nada, deberemos cumplir con una serie de requisitos que suelen ser los comunes en todas las entidades:

   
  • Tener una edad entre 18 y 65 años, siendo demostrada con el DNI o en caso de ser extranjero, acreditar con el NIE. Para ello, deben estar actualizados y disponer de la vigencia correcta. 

  • Residir o tener permiso de residencia en España. Para los bancos españoles es importante este requisitos, debido a que no quieren que la deuda se quede sin ser pagada en caso. 
  • Dar un número de teléfono móvil y nuestro correo electrónico, para que podamos comunicarnos en todo momento con la entidad en caso de que suceda algún imprevisto.

  • Se debe aportar el número de cuenta o tarjeta de crédito, para que el dinero nos lo puedan cargar directamente y comiencen los cobros en el momento que nos ingresan la cantidad estipulada. 
   

Hay que tener en cuenta, que los plazos de devolución de este producto son cortos, por lo que tendremos que atender de manera adecuada a los plazos estipulados, ya que, en caso de no cumplir con nuestra obligación, pueden penalizarse con un incremento del interés y acumular un gasto que puede llegar a ser imposible de devolver. 

   

Desde Atrapacrédito, le recomendamos que antes de firmar el contrato compruebe que entiende todo lo estipulado y tenga la certeza de que la deuda va a ser devuelta al completo con los intereses correspondientes.