Los mejores préstamos para pensionistas

¿Estás jubilado o prejubilado y necesitas dinero para esas vacaciones que nunca pudiste hacer? Aquí te informamos sobre cómo conseguir de manera rápida y sencilla un préstamo para pensionistas y todas sus ventajas.

Te mereces unas vacaciones. Después de 30 años trabajando ya es hora de descansar, y que mejor forma de hacerlo que a bordo de un crucero, en una playa paradisiaca o visitando Roma. Necesitas dinero rápido y tu pensión puede dártelo. Solamente tienes que elegir un crédito para jubilados adecuado para ti, escoger la entidad que más te convenza a través de nuestra web, ¡y ya lo tienes!

 

Tipos de préstamos personales para pensionistas

 

Existen diferentes tipos de préstamos personales para pensionistas que se adecuan a tus necesidades concretas. Además de los que comercializa la banca más tradicional, existen préstamos alternativos como los créditos rápidos de Atrapacrédito, cuyas ventajas son la comodidad y rapidez del préstamo.

Por un lado, podemos solicitar minicréditos de hasta 1.200€ en menos de 15 minutos sin hacer papeleos ni contar con un aval. Un dinero que puedes devolver en un mes y en un pago único y con la ventaja de que no tienen comisiones ni productos vinculados de ningún tipo. Para conseguirlos, no necesitamos justificar el motivo del préstamo, así que podemos gastárnoslo en lo que queramos.

Por otro lado, existen los préstamos personales, que son lo que conocemos como créditos bancarios tradicionales. Con ellos podemos conseguir hasta 60.000€ y devolverlos en 10 años con una Tasa Anual Equivalente (TAE) que ronda el 8%.

Por último, la hipoteca inversa nos permite obtener un complemento a nuestros ingresos como jubilados utilizando nuestra casa como garantía de reembolso. Esto supone que, si tienes más de 65, el banco convertirá el valor de tu inmueble en una remuneración mensual. Una solución práctica si no dispones de herederos y te gustaría poder gastar sin límites.

 

¿Cómo saber si soy pensionista?

 

Los prejubilados son aquellos mayores de 65 que, por acuerdo con una empresa, reciben una prejubilación hasta llegar a la jubilación. Si cumples estas características tendrás mayores posibilidades a la hora de conseguir un crédito ya que tus condiciones son favorables para la entidad, intermediario o acreedores privados.

Si estás jubilado pero no llegas a los 75 años, estás a tiempo porque es la edad máxima que establecen muchos de los bancos para poder acceder a un préstamo y si por el contrario, tienes 75 años o más, te exigirán una garantía adicional traducida, normalmente, en forma de aval. Esto cobra una mayor importancia cuando los créditos son a largo plazo o al contratar productos con un periodo de devolución prolongado.

 

¿Influye la edad al solicitar préstamos para pensionistas?

 

La respuesta es sí, ya que ser demasiado joven o mayor incrementa el riesgo de pago del préstamo y éstos dependerán de la edad que tengamos en el momento de solicitarlo.

 

Préstamos para pensionistas en ASNEF

 

Como pensionista, para solicitar un préstamo personal no importa si estás en la lista de Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (ASNEF), ya que desde nuestra página, acreedores privados o intermediarios como Monedo Now, que te asegura una financiación de hasta 5.000€ en cómodos plazos y con un TIN del 6,4% o Pidetucredito.com, desde la cual puedes conseguir hasta 100.000 € pagando solamente un 8,95% de TIN, aceptan clientes apuntados en el fichero de morosidad aunque para ello has de cumplir unos requisitos de solvencia mínima.

Aunque las posibilidades de conseguir nuestro préstamo para jubilados disminuye al pertenecer a esta lista, también existen préstamos con garantía hipotecaria para poder acceder a grandes cantidades en efectivo.

 

Para solicitar un préstamo:

 

El requisito primordial es poder disponer de unos ingresos suficientes para poder devolver el capital prestado así como sus intereses. En ocasiones concretas, dependiendo de la edad, los prestamistas nos solicitarán un seguro de vida para garantizar su devolución. En cualquier caso, deberemos presentar:

  1. Uno o varios recibos de las últimas pensiones percibidas para que la entidad o acreedor pueda certificar su importe o regularidad.
  2. El DNI o NIE así como un documento que acredite su titularización como pensionista.
  3. Por último, un extracto bancario con los últimos movimientos en su cuenta.

Y con todo esto, ¡ya podrás solicitar tu crédito para disfrutar de ese dinero sin límites!

 

 

Finanzas

Mantenerse informado

Consigue la mejor información semanal

Noticias destacadas

Publicidad

wizink tu banco senzillo

Social