Letras del Tesoro

Letras del Tesoro

03.06.2019 11:27 h
3 min
¿Qué son las letras del Tesoro?

Las Letras del Tesoro se tratan de títulos de deuda pública que se subastan entre los compradores con un importe mínimo de 1000 euros. Los plazos van a variar dependiendo de qué Letras compremos, ya que van de 3 meses a 18 meses. En cuanto a su rentabilidad, se trata de una renta fija vamos a obtener un beneficio por la diferencia entre el valor cuando lo compramos y lo que nos van a devolver en el vencimiento.

Algo muy importante es que son valores emitidos al descuento, es decir, su precio de adquisición es inferior al momento en el que se reembolsa el dinero. Teniendo en cuenta que la rentabilidad es fija, nuestro interés va a establecer el precio real al que compramos la Letra y luego en el vencimiento, nos devolverán nuestro pago inicial más el interés estipulado hasta llegar al valor nominal de la letra.

Por ejemplo: Sabemos que una Letra cuenta 1000 euros y nos ofrecen una rentabilidad del 1%, por lo que nuestro pago inicial no serán los 1000 euros que sino que pagaremos 990 euros por la Letra. Luego a final del plazo, nos devolverán los 990 euros y nos darán la rentabilidad estipulada hasta los 1000 euros, es decir, que nuestro beneficio será de 10 euros.

Ante esto, cabe preguntarnos, ¿por qué emite estos valores el Estado?. Pues se trata de un método para conseguir financiación a corto plazo y con un coste reducido, debido a que no pagan un interés muy elevado al inversor. El Gobierno se compromete a su devolución cuando termine la fecha estipulada junto a los intereses generados.

Una de las características de las las Letras del Tesoro es su bajo riesgo a no cobrar y es por ello, que su rentabilidad no es tan alta. Es muy recomendable para aquellos inversores más conservadores que quieran obtener algo de rentabilidad en muy poco tiempo.

Su rentabilidad es así debido a uno de los programas realizados por el Banco Central Europeo, ya que comprar deuda a los países que pertenecen a la Unión Europea otorgando mayor seguridad a los pases a los que se les compra.

Actualmente, los bonos que ofrecen el Estado mantienen una rentabilidad negativa, es decir, que lo que nos van a pagar va a ser menor que nuestro dinero invertido. ¿Merece entonces la pena esta situación? Pues depende de si el precio del IPC es mayor o menor que la rentabilidad que nos ofrecen.

Por ejemplo: Si el precio el IPC es -0,30 y la rentabilidad que nos ofrecen es -0.10, obtendremos un +20 de beneficio en caso de vender nuestros bonos.

Por otro lado, muchos inversores también compran esta deuda a rentabilidad negativa para obtener un beneficio con el cambio de divisa. Si un inversor compra desde un país en el cual su moneda tiene más valor que la nuestra, va a tener un beneficio a la hora de la venta.

Para obtener Letras del Tesoro, necesita estar atento a las fechas en las que el Banco de España emite, tal cual aparece en la siguiente imagen.

 

Fuente: Banco de España

 

Otra duda que nos surge es, ¿cómo se pagan las Letras del Tesoro?. Se puede pagar en: dinero en efectivo, en cheque conformado o bancario a favor del Banco de España o Tesoro Público, en cheque contra cuenta corriente en el Banco de España y en cheque no conformado firmado por el suscriptor, a favor del Banco de España o Tesoro Público.

Los requisitos para poder obtener una Letra del Tesoro serán:

  • DNI o NIF para las personas física.
  • Para las personas jurídicas, deberán presentar la escritura de constitución, poderes inscritos en el Registro Mercantil y la publicación de la inscripción de la entidad en el BORME.
  • Se deberá firmar en presencia del empleado del Banco de España que les suscriba.

Como cualquier otro rendimiento mobiliarios, tributaremos en forma de IRPF dependiendo siempre de la base liquidable, es decir, que si obtenemos menos de 6.000 euros, pagaremos un 20% de lo obtenido. En caso de obtener una cantidad entre 6.000 y 50.000 euros, pagaremos un 22%. Si superamos los 50.000 será de un 24% el porcentaje a pagar de nuestros beneficios.

Para concluir, es necesario establecer la recomendación que hace el Tesoro Público: Por tratarse de valores a corto plazo, las variaciones de su precio en el mercado secundario suelen ser bastante reducidas; por tanto, suponen un menor riesgo para el inversor que prevea o pueda necesitar vender estos valores en el mercado antes de su vencimiento”.

Noticias Relacionadas

Comentarios

Publicidad

Mantenerse informado

Consigue la mejor información semanal