logo atrapa

Hipotecas

Busca tu Hipoteca personalizada

Ha leido y acepta la política de Privacidad y protección de datos Leer

Acepto recibir comunicaciones comerciales de otros productos y/o servicios de Atrapacrédito y entidades colaboradoras a través de cualquier medio, incluidos los electrónicos.

Enviado correctamente

 

Contratar una hipoteca rápida como hacemos con los préstamos rápidos, las tarjetas, las cuentas o los depósitos de momento no es posible como tal. Sin embargo cierto es que el proceso es algo más ágil que el existente años atrás y que haciéndolo adecuadamente podremos conseguir nuestra hipoteca con mayor rapidez.

   
¿Cuál es la manera adecuada para conseguir una hipoteca rápida?

En primer lugar antes de decantarnos por una u otra entidad, sería recomendable buscar y comparar entre las diferentes ofertas de hipotecas rápidas del mercado. Para esto los comparadores de productos financieros como Atrapacrédito podrían sernos de gran ayuda, ya que nos mostrarán las mejores ofertas de hipotecas rápidas que se adaptan a nuestra situación financiera y económica actual. Esto ayuda a no tener que ir oficina por oficina informándonos de las características que aporta cada entidad, algo que verdaderamente nos ahorrará mucho tiempo.

 

En segundo lugar, tener la documentación necesaria antes de la solicitud es algo que agilizaría todos los trámites. Pero claro te preguntarás ¿y qué documentación es la necesaria? Pues a ver, normalmente suelen pedir una copia del DNI de los titulares, un justificante de nuestros ingresos, la última declaración de la renta, el contrato de arras y tal vez los documentos o recibos que demuestren que tenemos más deudas pendientes.

 

Y por último, para conseguir un hipoteca rápida y que el banco no nos rechace la solicitud por no ser solventes, tenemos que estar seguros que cumplimos con todos los requisitos que nos piden. De esta forma no perderemos más tiempo en buscar otras opciones.

Para que la entidad financiera no nos tire la solicitud, será menester contar con suficientes ahorros así como ingresos suficientes para poder hacernos cargo de la hipoteca a contratar. Por lo tanto, el caso de tener deudas pendientes podría interferir en el rechazo de la hipoteca.

   

¿Podría la digitalización ayudar a conceder hipotecas rápidas?

Cierto es que el avance tecnológico y el Fintech han ayudado mucho en la rapidez de solicitud y concesión de las hipotecas tanto que es posible que en unas tres semanas tengas tu préstamo hipotecario. Esto es posible gracias a aplicaciones como Madiva que tasa de manera automática las viviendas; el big data que agiliza el proceso del papeleo captando los datos de los clientes; y gracias al análisis crediticio mediante algoritmos, es decir, un programa se encargará de calcular de manera automática el riesgo financiero que tiene la operación tras recoger la información necesaria del solicitante.

 

Antes hemos mencionado los comparadores financieros como una opción para contratar una hipoteca rápida, pero hay otras maneras de hacerlo, como por ejemplo las calculadoras de hipotecas, que se tratan de simuladores online con los que calcularemos la cuota que pagaremos cada mes así como el total de nuestra hipoteca. De esta manera sabremos si el dinero que tenemos y el sueldo que cobramos es suficiente para hacernos cargo de cada mensualidad, algo realmente importante que será uno de los requisitos que nos pedirá la banca para poder concedernos la hipoteca.

 

Pese a que hay ayudas tecnológicas que facilitan y agilizan el proceso de contratación de hipotecas, los bancos no están interesados en su aplicación; así pues nos tocará esperar que cambien de opinión para poder adquirir hipotecas rápidas.