¿Qué es y Qué Cubre el Fondo de Garantía de Depósitos?

¿Qué es y Qué Cubre el Fondo de Garantía de Depósitos?

12.02.2020 1:57 h
3 min
¿Qué es y Qué Cubre el Fondo de Garantía de Depósitos?

El Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) es una entidad aprobada por el Real Decreto de Ley 16/2011 cuya función es el amparo de los depósitos dinerarios y valores u otros instrumentos financiero proporcionados por las entidades de crédito en un estado de insolvencia económica. 

Se puso en marcha el 14 de octubre de 2011, como forma de reorganizar el sistema de garantías bancarias sobre los ahorros y asegurar que los pequeños clientes tengan garantizado su inversión en caso de que su entidad bancaria quiebre. Según aporta el BBVA, para brindar la confianza y seguridad suficiente al cliente, el FDG asegura hasta un máximo de 100.000 euros por cliente, asumiendo las pérdidas en caso de insolvencia de alguno de sus miembros. 

Productos Bancarios que cubre el Fondo de Garantía de Depósitos

El Fondo de Garantía de Depósitos, garantiza todos aquellos depósitos que se realizan en: cuentas corrientes, depósitos a plazo fijo, acciones o bonos y cuentas de ahorro. Todos estos productos deben pertenecer a entidades bancarias y aquellos que estén en otra divisa que no sea el euro, de igual manera tienen garantizados hasta 100.000 euros, siendo el importe equivalente a la moneda utilizada, aplicando los tipo de cambio correctos.  

A parte de estos productos, la entidad de forma adicional respalda otros casos excepcionales e independientes. Es importante establecer que los casos solo podrán ser atendidos durante un periodo de 3 meses desde la fecha que han pasado a ser transferibles o su importe haya sido abonado. Estos son: 

  • Depósitos basados en seguros o en indemnizaciones por perjuicios que sean consecuencia de delito o error judicial.

  • Depósitos que deriven de pagos recibidos por un hecho puntual y estén ligados a un divorcio, invalidez, fallecimiento o matrimonio.

  • Depósitos de transacciones con bienes catalogados como residencias y que son de carácter privado.

Si disponemos de una garantía de depósitos y otra de valores, se pueden cobrar las dos por igual, de modo que, el titular de ambos puede obtener la prestación de esta entidad, siempre y cuando no supere el límite de los 100.000 euros que marca la Ley por cada una

Del mismo modo, también cubre aquellos depósitos de valores en caso de que la entidad bancaria se declare inestable. Aunque no podrán cubrir el valor de las inversiones, asumiendo de que los valores bajan o la compañía que las emite quiebra, no se podrá hacer cargo de esto. 

En el caso de los planes de pensiones o fondos de inversión a plazo variable no están cubiertos por el FGD, por lo que en caso de un mal momento financiero por parte del banco, pueda perder su dinero invertido. 

¿Cómo funciona el cobro del Fondo de Garantía de Depósitos?

En este apartado de nuevo recordamos que es necesario entender que lo máximo que nos podrán cubrir es de 100.000 euros por entidad y titular. Por ello, es recomendable que si tenemos una cantidad superior a 100.000 euros para invertir, lo repartamos en diferentes entidades bancarias.

Esto lo podemos ver más claro con el siguiente ejemplo: Si disponemos de una cantidad de 150.000 euros y lo invertimos en un único banco, si se da la situación de quiebra, sólo recuperaremos 100.000 de los 150.000 invertidos. En cambio, si decidimos dividir en invertir 100.000 euros en una entidad y los otros 50.000 euros en otra, en caso de que ocurra una situación desfavorable, recuperaremos toda la cantidad invertida, ya que nos pertenecería hasta 200.000 euros (100.000 euros x2). 

Si el banco en el que tenemos nuestras inversiones entra en concurso de acreedores y el Fondo de Garantía de Depósitos tuviera que iniciar el reembolso de dinero, no deberíamos hacer ningún tipo de gestión como cliente ni asumir ningún tipo de coste. La propia entidad bancaria daría al FGD todos los datos de sus cliente y de todas sus inversiones e importes depositados. Una vez tenga en su disposición toda la información pertinente y comprueben que todo está correcto, se pondrán en contacto contigo para ingresarte la parte que te corresponda. Para ello, será necesario aportar un número de cuenta de otra entidad que no haya quebrado

Desde Atrapacrédito, le recomendamos que antes de invertir o depositar su dinero, tenga muy claro las condiciones en las que se encuentra esa entidad bancaria para no tener que llevarse sustos inesperados. 

Noticias Relacionadas

Comentarios

Publicidad

Mantenerse informado

Consigue la mejor información semanal