logo atrapa

¿Existe la Financiación Sin Intereses?

Mario Navacerrada viernes febrero 7, 2020

¿Existe la Financiación Sin Intereses?

Cuando necesitamos financiación, sabemos que vamos a estar atados a la devolución de unos intereses que en ocasiones superan la cantidad de dinero que solicitamos con diferentes prestamistas o entidades bancarias.

Por ello, buscamos entre las mejores opciones que existen entre las que destacan los préstamos gratis. Se trata de un producto donde podemos obtener financiación sin pagar ningún tipo de interés ni comisión. Este tipo de financiación suele estar relacionada con ofertas que proporcionan las diferentes empresas privadas por pedir utilizarlo por primera vez. 

La financiación sin intereses es una oferta muy atractiva, pero hay que tener cuidado con los plazos de devolución, ya que este tipo de ofertas suelen ser a plazo corto, por lo que conviene cumplir con nuestras obligaciones a tiempo y evitar problemas. 

Estos productos que no dejamos escapar, se pueden diferenciar en tres categorías dependiendo de a la entidad que acudamos:

  • Si queremos conseguir minicréditos sin intereses, deberemos ser nuevos clientes de la entidad bancaria y cumplir con lo fecha de devolución. 

  • En los préstamos si se quieren obtener de forma gratuita, deberán destinarse para una determinada finalidad impuesta por el banco o prestamista en cuestión y a parte, contratar algún tipo de producto asociado a este, es decir, un tipo de vinculación 

  • Si queremos adquirir un producto de algún comercio sin intereses, sólo lo podremos hacer en los productos que estén bajo este tipo de oferta o bajo algún tipo de promoción. 

Como vemos, la financiación sin intereses no se regala, sino que hay que cumplir con alguna condiciones dependiendo de qué tipo de producto optamos. Además, hay que tener en cuenta que este tipo de “beneficios” para el cliente hace que consumamos más. 

Muchas grande empresas no les importa asumir el riesgo de prestar dinero sin intereses a sus clientes con el objetivo de aumentar sus ventas. Se trata de una especie de marketing donde juegan con nuestro cerebro. Cómo podemos fraccionar en diferentes pagos aquello que queremos, no es lo mismo pagar una cantidad grande en el momento que ir pagando pequeñas cantidades al mes. 

De tal manera que podremos adquirir bienes caros, y estar contribuyendo al consumismo sin que nos demos cuenta de que estamos pagando lo mismo. Esto no tiene porqué ser malo, ya que es un buena alternativa para todas aquellas personas que no pueden hacer un gran desembolso de dinero en ese momento, pero pueden pagarlo en cómodas cuotas.

A su vez, puede desencadenar en un proceso de endeudamiento ya que como vemos que nuestra economía no se resiente tanto, podemos entrar en un bucle del que puede que el final no podamos salir. Tenemos que cerciorarnos de que este tipo de financiación no conlleva ningún interés, ya que muchas veces pensamos que porque nos pongan al 0% TIN no lleva intereses y a fin de cuentas nos hacen pagar por alguna comisión.

Por ello, hay que fijarse en todo momento en el TAE (Tasa Anual Equivalente). Este indicador es el que realmente nos muestra si vamos a pagar algún tipo de interés con comisiones y penalizaciones incluidas. De tal manera que si en este indicador nos ponen un 0% de interés, solo deberemos devolver la cantidad que nos han prestado. 

En caso de no pagar lo que debemos o retrasarnos en la cuota firmada en el contrato, si que empezarán imponernos intereses altos que irán creciendo cuanto más tiempo se tarde en pagar nuestra obligación de pago. 

Desde Atrapacrédito, le recomendamos que preste gran atención en diferenciar si le dicen que es TIN o TAE y atender a la letra pequeña del contrato para evitar cualquier problema durante el tiempo que tengamos el contrato.