Dinero Rápido con ASNEF

Dinero Rápido con ASNEF

20.03.2020 2:17 h
3 min

Conseguir dinero rápido con ASNEF de los bancos tradicionales, es un tema complicado al poner como prioridad en el sus análisis económico, la solvencia económica y la seguridad (de la persona en cuestión) de que será devuelto el dinero con los intereses. 

Pero como sabemos, hoy en día han proliferado gran multitud de empresas financieras privadas online, las cuales tienen otras prioridades en sus análisis y permiten que muchas personas que se encuentran en listas de morosos puedan obtener su financiación. Por lo tanto, la forma más rápida de conseguir financiación es buscar una de estas. 

Estas empresas, actúan como un banco tradicional llegando a ofrecer cantidades semejantes a minicréditos y se consiguen de forma online. De esta forma, en un corto periodo de tiempo, podremos obtener el dinero que necesitamos, agilizando un proceso que nos llevaría horas y de una forma más sencilla (tan solo con rellenar un formulario). 

Otro de las alternativas, se trata de pedir dinero a familiares o conocidos con el objetivo de ahorrarnos el TAE o los altos intereses. El único inconveniente posible es el apuro que ponemos a terceros en el caso de que no quieran prestarlo o por la dudas que les aportamos al estar en ASNEF. 

Requisitos para conseguir Dinero Rápido con ASNEF

Al ser una persona que no ha cumplido previamente con sus obligaciones de pago, por o que las empresas que concedan darle un préstamo, le impondrán unas condiciones especial: 

  • Tener una edad entre 18 y 75 años, dependiendo de la empresa a la que acuda, puede que incluso el mínimo requerido llegue a los 21 años. 

  • Residir o tener permiso de residencia en España

  • Tener una cuenta bancaria nacional donde puedan ingresarnos el dinero que solicitamos, una vez se haya firmado el contrato.

  • Cuenta de correo electrónico y número de teléfono de la persona que solicita la cantidad.

  • Documento Nacional de Identidad (DNI) o Número de Identificación de Extranjero (NIE) actualizado y en un estado vigente.

  • Garantías extra: En el caso de solicitar unas cantidades altas, nos pedirán incorporar un aval que puede ser una persona o un bien propio. 

  • Plazos de devolución a corto plazo y en una cuota, en el caso de que la cantidad que se requiera sea superior a la que ofrecen con habitualidad. Siempre se puede negociar los plazos de devolución e incluso pedir una prórroga en el caso de no poder atender a tiempo a la obligación de pago. 

  • Presentar documentación que demuestren un ingreso recurrente, pudiendo ser las últimas nóminas o prestaciones por desempleo. También serán válidos, pensiones o becas que les aporta el Estado. 

Como vemos, en el caso de no tener una nómina, se puede conseguir dinero siempre que se aporte otras garantías ya seamos pensionistas, autónomos, desempleado o cualquier tipo de persona que reciba subvenciones o ayudas de forma regular. 

¿Qué sucede si no devolvemos el Dinero con ASNEF?

Para devolver el dinero que nos han dejado, se puede hacer de dos formas: 

  • Transferencia Bancaria: Podrás enviar la cantidad acordada a la entidad que te concedió el dinero. Del mismo modo, se podrá hacer un ingreso en efectivo a la empresa desde una determinada oficina bancaria. 

  • Pago con Cuenta Bancaria: Desde el momento en el que damos nuestro número de cuenta para que nos ingresen el dinero, al mismo tiempo le sirve a la empresa para obtener el pago correspondiente según el plazo establecido. 

  • Pago con Tarjeta: Funciona igual que una compra online. Se deberá cargar los datos de nuestra tarjeta en la web del prestamista e insertar la cantidad de dinero que obtuvimos junto con los intereses. 

En el caso de que no podamos devolver la cantidad con ASNEF, la entidad comenzará a aplicar una subida de intereses al igual que ocurre con una persona que no figura en una lista de morosos. Cuanto más nos demoremos en entregar la cantidad pactada, mayores intereses tendremos. Si se sigue sin abonar el importe adeudado, el prestamista podrá acudir a la justicia y poder retirarnos la parte que corresponda de nuestros ingresos a la deuda. 

Desde Atrapacrédito, le podemos asegurar que que aunque tenga mayor dificultad al encontrar financiación no implica que los costes sean más elevados. Se pagarán los mismo intereses que una persona sin ASNEF. 

Noticias Relacionadas

Comentarios

Publicidad

Mantenerse informado

Consigue la mejor información semanal