Diferencias entre préstamos on line y créditos

 

¿Cuándo conviene pedir préstamos on line? Desde el punto de vista de las acciones financieras, existen conceptos que son diferentes y que, sin embargo, se confunden en el imaginario colectivo de forma muy habitual. Este es el caso, por ejemplo, de los términos préstamos online y créditos.

Cómo diferenciar entre créditos on line y préstamos

Un préstamo es una operación en la que existe una relación comercial entre dos factores necesarios: el prestamista es quien concede una cantidad de dinero determinada; mientras que el prestatario es la persona que recibe ese préstamo y que se compromete a devolver el dinero recibido, más la suma de los intereses, en un plazo de tiempo concreto que queda fijado en el contrato que se ha firmado previamente. Generalmente, el prestatario devuelve la cantidad en cuotas regulares.

Crédito y préstamo son dos conceptos diferentes, pero tienen también semejanzas en común que conviene considerar. Ambas son operaciones financieras que permiten a una persona obtener una cantidad de dinero específica, por medio de estas acciones con las que puede obtener liquidez de manera inmediata.

Existen muchos momentos de la vida en los que la persona busca financiación para llevar a cabo un proyecto determinado, por ejemplo, compra de un coche, emprendimiento de un negocio, compra de una casa y cualquier proyecto personal para el que se necesita tener un fondo de ahorro del que, tal vez, el protagonista carece. Y de este modo, el préstamo pone a disposición de esa persona los medios necesarios y oportunos para poder llevar a cabo alguna de estas metas en el plazo previsto.

Por esta razón, gracias a estos planes de financiación, la persona puede llevar a cabo proyectos propios. Sin embargo, lo importante es que cada protagonista busque aquel plan que mejor se ajusta a sus necesidades de ese momento presente y a sus circunstancias, porque cada caso es único e irrepetible.

Cuando un cliente acepta un crédito, puede disponer de un dinero concreto, cantidad de la que puede disponer durante un periodo de tiempo específico. Una de las diferencias entre el crédito y el préstamo es que, en el primer caso, el cliente paga solo los intereses correspondientes al dinero que ha utilizado en la práctica.

Sin embargo, también es importante puntualizar que los intereses son más altos en ese caso. Por el contrario, cuando un cliente solicita un préstamo, tiene que responder al pago de los intereses aplicados a toda la cantidad que ha recibido por parte del prestamista en el inicio de la operación.

Otra diferencia habitual entre un préstamo y un crédito remite a la cantidad del dinero que recibe el cliente. Generalmente, un préstamo hace referencia a una cantidad de dinero alta, como muestra, por ejemplo, el préstamo hipotecario. El cliente se compromete a devolver la cantidad que ha recibido. ¿Y qué ocurre si el cliente no paga esa cantidad de dinero? En ese caso, el propio inmueble se convierte en garantía de pago para la entidad que puede recuperar el dinero invertido a través de la venta de esa casa o piso, por ejemplo.

Por el contrario, una línea de crédito que puede materializarse a través de una tarjeta de crédito, Es un formato cómodo y práctico para el cliente que tiene que pagar los intereses propios del mantenimiento de la tarjeta y también, de poder acceder al dinero recibido en función de sus necesidades.

Por esta razón, el crédito y el préstamo también se diferencian en la finalidad de cada uno. Ya que mientras que muchas personas piden préstamos para emprender proyectos para los que es necesario contar con una cantidad importante, por el contrario, el crédito es una solución a medida en aquellas ocasiones en las que surgen gastos inesperados que pueden alterar el presupuesto mensual de la familia.

Por esta razón, un crédito es una herramienta de ayuda que, desde el punto de vista del coaching financiero, también reduce el estrés económico que puede sufrir la persona cuando sus ingresos no alcanzan los gastos a los que tiene que hacer frente durante ese mes. También es más frecuente solicitar créditos en momentos específicos del año, por ejemplo, en septiembre, enero o en vacaciones, cuando los gastos extra se disparan.

Por esta razón, atendiendo a lo que implica pedir un préstamo, los papeleos y la documentación que debe presentarse para su solicitud y posible aceptación es más compleja que la solicitud de un crédito. Además, desde el punto de vista económico, la solicitud de un préstamo responde a una decisión personal ante la planificación de un proyecto propio, por ejemplo, la compra de un coche.

Por el contrario, la solicitud de un crédito suele responder más a una actitud reactiva, ya que es una solución que la persona adopta para hacer frente al pago de un gasto inesperado, un gasto que ha surgido en contra de su propia voluntad. Por ejemplo, un electrodoméstico que se ha estropeado en casa y debe ser reparado. Conviene puntualizar que ambos son productos igualmente valiosos. La elección de un préstamo o un crédito depende, principalmente, de la finalidad. En ambos casos, estos planes financieros tienen un valor de medio en relación con el fin al que se dirigen.

Por tanto, conviene analizar el contexto de la situación personal para tomar una decisión u otra. Un préstamo aporta la ventaja al usuario de recibir una mayor cantidad de dinero, sin embargo, también le compromete a dar respuesta durante más tiempo para pagar las cuotas que pueden ser mensuales hasta saldar la deuda.

Cómo obtener liquidez de forma rápida

Por tanto, la persona se compromete a tener dinero para hacer frente a esas cuotas durante un largo plazo de tiempo. Por el contrario, cuando un cliente recibe un crédito, puede saldar la deuda en menos tiempo, sencillamente, porque el dinero prestado también era menor.

Atrapacredito es un comparador financiero que permite al usuario acceder a los mejores productos, a través de los préstamos on line o créditos on line de financiación rápida con los que poder obtener liquidez para hacer frente a un gasto determinado.

 

Finanzas

Mantenerse informado

Consigue la mejor información semanal