Diferencia entre Leasing y Renting

Diferencia entre Leasing y Renting

15.10.2019 2:15 h
3 min

Cada vez es más frecuente que debido a la recuperación económica en España, numerosas familias se plantean cambiar su vehículo y comprare uno nuevo. Pero invertir todos tus ahorros en un vehículo, es algo que no todo el mundo se puede permitir. Por ello, surgieron dos modalidades como el renting y leasing, que te permiten hacer uso e incluso comprar un vehículo, mediante la financiación del mismo en cuotas mensuales.

 

RENTING Y  LEASING, ¿QUÉ SON?

Renting y leasing son dos conceptos relacionados que tienden a provocar confusiones.
El Blog Salmón define el renting como «Un contrato de alquiler de bienes muebles, con una duración superior al año normalmente, cuya principal particularidad consiste en pactar una cuota mensual, trimestral o anual fija durante toda la vida del contrato de alquiler.»
En cambio, el mismo medio define el leasing como: » Un contrato de arrendamiento financiero, con opción de compra obligatoria a ejercitar a decisión del arrendatario que se utiliza para la puesta a disposición de inmovilizado dentro de empresas y particulares.»

 

RENTING

Actualmente, el renting es una de las opciones que más se barajan a la hora de comprar un vehículo. No solo para empresas, sino que cada vez son más los particulares que utilizan este método para evitar hacer un gran desembolso y poder tener un vehículo para el día a día. Esto no significa tener un coche en propiedad, sino alquilarlo durante un tiempo determinado. Si adquieres tu coche a través de renting, deberás pagar cuotas mensuales al largo plazo. En el precio de la cuota, van incluidos impuestos, mantenimiento del vehículo, seguro, reparaciones, etc. El único gasto que no va incluido en el renting de tu vehículo, es la gasolina. Normalmente, el plazo de renting de un coche va de 1 a 5 años de duración.

Es importante tener en cuenta que el precio de la cuota mensual también va a variar en función de los kilómetros de circulación incluidos en cada año. Cuantos más kilómetros tengas contratados, mayor será la cuota mensual a pagar.

En definitivas cuentas, el precio total del renting, va a depender del modelo de coche, de la duración del contrato y del kilometraje que se vaya a realizar a lo largo de un año.

 

LEASING

El leasing, a diferencia del renting, no está permitido para particulares. Esta modalidad es exclusiva para autónomos.

En este caso, el arrendatario cede un vehículo a la empresa, a cambio de que el arrendador pague una cuota mensual por disfrutar del vehículo. No obstante, el dueño de la empresa, tiene la posibilidad de comprar el vehículo en la última cuota mensual. Así, el coche pasaría a ser propiedad del que era el arrendador. De ahí su deficinión: «El leasing permite el uso del bien antes de adquirirlo en propiedad, hasta que ésta se transfiere al final del período establecido.»

No obstante, el leasing no incluye impuestos, mantenimiento, seguro, asistencia, etc. Todos estos gastos corren a cuenta de la persona que contrata el alquiler del vehículo.

 

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA EN IMPUESTOS ENTRE ESTOS DOS TÉRMINOS?

La mayoría de empresas se interesan por estos dos términos, ya que esto no les supone un gran desembolso y les permite disfrutar de un vehículo para moverse. Además de esto, la adquisición de un vehículo a través de cualquiera de estos dos métodos, implica una serie de ventajas fiscales:

  • El renting y leasing del vehículo es algo que permite a las empresas deducirse del IRPF e Impuesto de Sociedades, siempre y cuando el uso el vehículo esté destinado únicamente a actividades relacionadas con la empresa. Además el IVA del 21% correspondiente al vehículo, también se puede deducir.
  • En el caso de los particulares, el renting es un sistema que no tiene ninguna posible deducción.

Noticias Relacionadas

Comentarios

Publicidad

Mantenerse informado

Consigue la mejor información semanal