Derechos al pedir créditos online

En estos momentos existe una considerable oferta de créditos online.Es una manera rápida de conseguir dinero, una forma útil para resolver imprevistos financieros.

También te ayuda a mejorar la solvencia o cubrir cualquier tipo de contratiempo económico.

La solicitud de créditos rápidos a través de Internet se ha generalizado por parte de los usuarios que desean recurrir a prácticas más cómodas que las que ofrecen los bancos tradicionales. A golpe de clic se dispone de una liquidez inmediata y el usuario personaliza la devolución del dinero según su propia capacidad.

Ahora bien, es importante informarse antes de los derechos que como consumidor se tiene y la manera de resolver cualquier situación que se pueda plantear. En la red no es oro todo lo que reluce, por eso conviene acudir a portales y entidades que cumplan con la legalidad vigente y ofrezcan operaciones transparentes y seguras. Es el caso de Atrapacredito, un comparador de préstamos rápidos que dispone de una amplia oferta de financieras de confianza.

El marco legal de los créditos online

Los préstamos al consumo están regulados por la Ley 16/11 y los que son por valor de 200 euros o menos están regulados por la Ley 22/2007. Por tanto, aunque no exista un marco legal concreto que regule los préstamos rápidos que se conceden a través de Internet sí que existe una normativa para los préstamos en general.

Las empresas que ofertan minicréditos no están supervisadas por la Comisión Nacional de Valores ni el Banco de España como sí que lo están otras entidades que comercializan importes mayores. No obstante, eso no significa que los consumidores no estén amparados por la legislación vigente, como la citada, que regula la prestación de dinero y sus condiciones.

Por tanto, las compañías que ofrecen prestamos online han de cumplir con toda una serie de obligaciones que garanticen los derechos al pedir créditos online de sus clientes. Es más, existe la Asociación Española de Micropréstamos que dispone de un Código de Buenas Prácticas. Un conjunto de normas éticas que brindan una mayor protección al consumidor de este tipo de productos financieros on line.

El principal objetivo es fortalecer la confianza del usuario que pide dinero rápido y asegurarle los derechos que dispone. Es fundamental, por tanto, solicitar este tipo de créditos en portales de confianza que dispongan de una información transparente y se ajusten a la legalidad vigente, como es el caso de Atrapacredito. Las financieras que ofertan sus productos en este comparador han de cumplir con toda una serie de requisitos, responsabilidades y obligaciones.

Además de la inmediatez en la obtención del dinero, los préstamos online disponen de otras muchas ventajas. Lanzan promociones con descuentos en el momento de la solicitud y permiten que personas incluidas en listas de morosos como ASNEF accedan al mercado crediticio, no piden garantías ni grandes requisitos. La información es transparente y el consumidor sabe a ciencia cierta el coste de su operación.

La amortización anticipada de los prestamos online

Los clientes de los minicréditos rápidos disponen del plazo de devolución que hayan indicado en el momento de la solicitud. En ocasiones son treinta o sesenta días. Como el consumidor podrá ver en las condiciones, cada día que pasa se generan unos intereses que se pagan cuando el préstamo se devuelve.

Sin embargo, es probable que el usuario disponga de la liquidez para devolver el dinero antes de que concluya el plazo previsto y así se ahorre los intereses restantes. Al hilo de ello, conviene destacar que todos los préstamos, sean on line o tradicionales, se pueden amortizar de manera anticipada. Eso sí, habrá entidades que ofrezcan el servicio de manera gratuita y otras que cobren una comisión por el mismo.

La actual normativa española explica que en el caso de los préstamos online, la financiera no puede cobrar más del 0,5 % del dinero que se amortiza de manera anticipada, puesto que son créditos que tienen una duración inferior a los doce meses. ?

Por tanto, los consumidores que hayan solicitado dinero rápido a través de Internet pueden realizar una amortización anticipada, pero la compañía no puede cobrarles más del 0,5 % del dinero que haya sido devuelto así.

Cabe señalar que muchas empresas que ofertan minicréditos no cobran la cancelación anticipada de la deuda, de manera que el consumidor se ahorra directamente los intereses que debería abonar por los días que le quedan para devolver el dinero.

El derecho a desistir de los créditos online

Otro escenario que se puede dar es que el consumidor reciba el dinero del préstamo pero se arrepienta de haberlo solicitado puesto que ya ha resuelto su contratiempo. Como en cualquier otro tipo de crédito, la legislación vigente brinda catorce días naturales para que el cliente cancele el contrato con el prestatario.

El derecho de desistimiento está contemplado en el marco legal que regula los créditos y minicréditos. Así pues, como en cualquier otra operación financiera de prestación de dinero, el cliente puede desistir durante los primeros catorce días naturales a la firma del contrato.

Si se está en el plazo legal vigente, la compañía no puede penalizar al usuario con ninguna comisión y este está en su derecho de cancelar el contrato de manera anticipada. Lo único que tiene que hacer es devolver el dinero que se le ha prestado y pagar los intereses desde el día que se le concedió el dinero hasta el día en que se ha materializado la devolución.

Así pues, los consumidores que solicitan dinero rápido a través de Internet disponen de los mismos derechos que aquellos que lo hacen por las vías más tradicionales. La legislación es igual para todos. El código de buenas prácticas no ha hecho más que reforzar la confianza en las financieras que operan a través de Internet.

Antes de firmar el contrato, la financiera facilita al usuario la documentación para que pueda estudiarla y también una copia del contrato. Es obligado hacerlo y es un derecho del cliente tenerlo. También se dispone del derecho a reclamar ante cualquier cobro indebido.

Los créditos online se han convertido en una de las mejores alternativas para conseguir dinero inmediato, eso sí, conviene operar con portales de confianza que se ajusten a la legalidad vigente y brinden la máxima seguridad en todas sus operaciones.

Créditos

Mantenerse informado

Consigue la mejor información semanal

Noticias destacadas

wizink tu banco senzillo

Social