logo atrapa

Depósitos

Busca tu depósito personalizado

Ha leido y acepta la política de Privacidad y protección de datos Leer

Acepto recibir comunicaciones comerciales de otros productos y/o servicios de Atrapacrédito y entidades colaboradoras a través de cualquier medio, incluidos los electrónicos.

Enviado correctamente

 

Depósitos destacados

También puedes elegir el depósito personalizado que prefieras de la lista a continuación

¿Qué son los Depósitos Remunerados?

 

Los depósitos remunerados dan al cliente un interés por tener su dinero inmovilizado en la entidad bancaria. Estos depósitos están garantizados por el Fondo de Garantía de Depósitos (FDG), lo que permite al cliente tener asegurados hasta 100.000 euros de su inversión. De esta manera, en caso de el banco quiebre, no tendremos que preocuparnos por nuestro dinero gracias a este organismo. 

 

En cuanto a su funcionamiento, se determina por diferentes etapas en las que el cliente debe realizar los siguientes pasos de forma sencilla y rápida:

 

  • El inversor determina qué cantidad de dinero quiere invertir y en el plazo que lo quiere recuperar. Es importante tener en cuenta, el porcentaje que nos vamos a llevar por nuestro monto.

  • Una vez hecho todo esto, se deposita la cantidad estipulada y recibiremos la cantidad inicial más los intereses cuando se haya pasado el periodo previsto estipulado en el contrato.

 

Una cuenta remunerada y un depósito remunerado no son lo mismo, existen grandes diferencias como las que vemos a continuación: 

 

  • Capital remunerado: En las cuentas remuneradas, los límites suelen ser inferiores a los que presentan los depósitos remunerados. Por otro lado, los depósitos suelen requerir un importe mínimo sobre todo si se trata de depósitos a plazo fijo; mientras en el mayoría de las cuentas, no requieren de un mínimo de inversión. Siempre no se cumple esta regla, debido a que existen cuentas como la cuenta EVO que necesita de 3.000 euros para comenzar tener una remuneración. 

  • Disponibilidad del capital: En los depósitos, debemos tener en cuenta que el dinero va a quedar retenido sin poder sacarlo hasta que el plazo establecido; pero en la cuentas tendremos la posibilidad de sacar dinero de nuestra cuenta. Existe la posibilidad en los depósitos de sacar el dinero antes del plazo establecido gracias a la cancelación anticipada. Esto conlleva una penalización traducida en comisión que puede alcanzar grandes cantidades de dinero. 

  • Diferente remuneración: Los depósitos suelen dar mayor rentabilidad que las cuentas debido a que tenemos que dejar el dinero inmovilizado durante el plazo establecido. Pero en la actualidad, gracias a la actuación del Banco Central Europeo, los bancos no necesitan tanta captación de ahorros de clientes y esto favorece las cuentas. Tanto es así, que muchas cuentas de ahorro elevan los intereses a porcentajes mayores que los depósitos. 

  • Vinculaciones: En general, los depósitos no ofrecen ningún tipo de vinculación con la entidad bancaria mientras que las cuentas piden domiciliación de nóminas, recibo o incluso el uso de tarjetas con un mínimo de operaciones. 

  • Operativa: En ambos caso, tenemos limitaciones para manejar nuestro dinero con libertad, siendo en los depósitos inexistentes, debido a que no podremos hacer nada hasta que no termine el contrato. 

  • Temporalidad: Los depósitos tiene un determinado periodo de rentabilidad debido al contrato durante un plazo y en muchos existe la posibilidad de una renovación de forma automática; en las cuentas remuneradas el periodo es indefinido.

 

Desde Atrapacrédito, le recomendamos que escoja el depósito que más se adecue a su situación financiera, teniendo siempre en mente que el dinero que deposite no podrá retirarlo en caso de que lo necesite con urgencia.