¿Hay que incluir en la Declaración de la Renta los Préstamos Personales?

¿Hay que incluir en la Declaración de la Renta los Préstamos Personales?

05.07.2019 2:14 h
3 min

Cada día son más los ciudadanos españoles que tienen que solicitar préstamos para solventar pequeños o grandes gastos, entre los que pueden estar la letra de un coche, una hipoteca, reforma de vivienda, etc. Existen cuatro grandes grupos de préstamos dependiendo de la finalidad del mismo:

  • Préstamos personales: son el tipo de préstamos más solicitados en España. Tienen como finalidad cubrir determinadas necesidades, que por regla general no implican grandes cantidades.
  • Préstamos hipotecarios: destinados a la financiación de compra de una vivienda. Su cuantía suele ser mucho más elevada que la de los préstamos personales. Las condiciones a la hora de adquirir este tipo de préstamos implican una exigencia mucho mayor.
  • Préstamos al consumo: tienen gran similitud con los préstamos personales, pero estos se suelen utilizar para financiar bienes de consumo duradero.
  • Préstamos de estudios: destinados al pago de matriculas universitarias, másteres, cursos privados, etc. En este caso, los intereses suelen ser mucho menores que en el resto de préstamos.

 

¿SE PUEDE DESGRAVAR UN PRÉSTAMO PERSONAL?

Una de las preguntas que más se hacen los usuarios que solicitan estos préstamos es si es necesario incluirlos en su Declaración de la Renta anual. Pues bien, en este artículo vamos a resolver la incógnita de si es necesario incluir en la Declaración de la Renta los Préstamos Personales y en apartado se debería incluir.
Pues bien, la respuesta es clara. Un préstamo personal no se debe desgravar. Un préstamo personal no es un ingreso, puesto que ese dinero se tiene que devolver, no genera riqueza al ciudadano y por consiguiente, no estamos obligados a declararlo.
En caso de que el ciudadano se quiera desgravar los gastos originados por concesión del préstamo y los intereses del mismo, se podrá declarar.

 

¿QUÉ PRÉSTAMOS DESGRAVAN EN LA DECLARACIÓN DE LA RENTA?

Desgravarse los préstamos en la Declaración de la Renta, no es tarea fácil. En la mayoría de ocasiones, no se puede hacer. Ya que, como hemos mencionado antes, estos productos financieros, no suponen un ingreso ni aumento de capital al usuario que los disfruta.
Sin embargo, existen algunos casos en los que los intereses de estos préstamos si nos pueden desgravar:

  • En caso de que el préstamo sea en referencia a la hipoteca de una vivienda habitual (préstamo hipotecario).
  • Además, se puede deducir si se ha destinado a la reforma de una vivienda habitual (préstamo destinado a reformas).

En este caso, se deberá marcar la casillas 501 y 502 del borrador, con las correspondientes cantidades a deducir.

 

¿SE DEBE DESGRAVAR UN PRÉSTAMO ENTRE FAMILIARES?

En muchas ocasiones se utiliza a un familiar en lugar de una entidad, para que nos financie nuestros gastos. En este caso surgen dudas a cerca de la controversia de esta situación. ¿Se deben declarar estos préstamos?

Bien, en caso de que se trate de un préstamo aprobado por un familiar, ocurre lo mismo que con un préstamo personal. El dinero que te presta, se debe devolver, por lo tanto no genera riqueza. Este tipo de préstamos no tiene por qué incluir intereses, esa decisión corre a cargo del familiar que hace el préstamo. Se recomienda hacer un contrato con las condiciones del préstamo, para evitar que se pueda confundir con una donación encubierta. Dicho contrato se debe legalizar a través de la Agencia Tributaria.

Si se trata de una donación, no se debe declarar como un préstamo. Esto se debe a que, una donación la hace un familiar sin esperar el dinero de vuelta. Simplemente porque te quiere ayudar en algo. No obstante, si deberás incluirla como Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Noticias Relacionadas

Comentarios

Publicidad

Mantenerse informado

Consigue la mejor información semanal