¿Qué es el CVV de una Tarjeta de Crédito?

¿Qué es el CVV de una Tarjeta de Crédito?

05.06.2019 11:40 h
4 min

Las siglas CVV hacen referencia a un acrónimo inglés Card Verificacion Value. Se utiliza como método de seguridad para aquellas transacciones en la que no se encuentra la tarjeta de forma física como las que se realizan por Internet o comercio telefónico.

Según la definición del BBVA: “El nombre de este código difiere entre las empresas de tarjetas de crédito, ya que también puede denominarse código de verificación de la tarjeta o CVC (Card Verification Code), código de seguridad de la tarjeta o código personal de seguridad.”

Se compone de tres dígitos que aparecen en la parte posterior de las tarjetas bancarias Visa o Mastercard, mientras que en otras tarjetas como American Express aparece en la parte de delante con cuatro dígitos.

                                                                          Fuente: Cellarlink.com

Existen dos códigos diferentes de verificación que utilizan los vendedores para asegurarse de que la compra se realiza con total seguridad:

  • CVV tipo 1: El código va encriptado en la banda magnética de la tarjeta bancaria y al pasar por el datáfono, obtiene el código y espera que el usuario de esta introduzca los dígitos de seguridad para que se proceda a la validación. Solo te utiliza para compras en las que la tarjeta está físicamente presente. Este sistema tiene un problema en caso en el que nos dupliquen la tarjeta, ya que, si la banda magnética ha sido copiada íntegramente el código será válido, al conformarse por los últimos cuatro dígitos de la numeración principal de la tarjeta.
  • CVV tipo 2: Es el código es el que procede en la parte posterior de la tarjeta y son solicitados por la mayor parte de los vendedores online, aunque sigue siendo un procedimiento opcional. Este número es aleatorio y diferente en cada tarjeta. En caso de perder la tarjeta o sufrir un robo, solo cambiaría este número y la fecha de caducidad, los números impresos en la parte delantera con relieve se mantienen igual a no ser que el cliente decida no continuar con el contrato.

Con las aplicaciones de móvil que permiten realizar los pagos, hacen que podamos guardar nuestra tarjetas y poder buscar nuestro CVV dentro de ellas. Con este código se consigue evitar que si alguien se hace con el número principal de nuestra tarjeta pueda usarla.

Es importante que antes de poner nuestra tarjeta y el código CVV, nos fijemos que la web en la que estamos es segura. Deberemos poner nuestros datos sólo en aquellas páginas oficiales y en las que aparezca el candado de seguridad, asegurándonos que nuestra información es privada.

Ahora cabe plantearnos ¿qué hago si sufro un robo o pérdida de la tarjeta de crédito? Ante un robo o pérdida deberemos anular la tarjeta sin preocuparnos por el código, ya que, este cambia con cada nueva tarjeta por lo que la seguridad de tu dinero no será expuesta nunca. En la actualidad es muy sencillo de notificar gracias a las apps de nuestros bancos donde nos permiten anular la tarjeta en un solo clic.

Los bancos para aumentar nuestras seguridades, han decidido establecer la posibilidad de pagar cualquier compra con tan solo acercar la tarjeta de crédito al datáfono. A estas tarjetas se les conoce como tarjetas “Contacless”. En cuanto a los smartphones, esto es posible gracias a la tecnología NFC (Near Field Communication). Para obtener más información sobre estas, pueden ver nuestro artículo: Cómo funcionana las tarjetas contacless y su seguridad

Según lo anterior, el periódico La Vanguardia, con las nuevas tecnologías, los ciber-carteristas han conseguido extraer un método para poder clonar las tarjetas. Se trata en hackear un datáfono y con tan solo rozar nuestro dispositivo móvil o cartera, pueden cobrarnos el dinero que deseen. Posteriormente, lo van a utilizar en aquellas páginas que no sea necesario poner el CVV.

Para poder blindarse ante estos robos, los expertos recomiendan que en caso de no estar utilizando nuestra tarjeta en el móvil, debemos apagar el la tecnología NFC para evitar cualquier susto. En muchos bancos, ofrecen fundas para el móvil que bloquea la emisión inalámbrica de forma gratuita.

Otra medida es la posibilidad de recibir mensajes en nuestro dispositivo por cualquier operación realizada con las tarjetas. El banco nos alertará de cualquier pago por pequeño que sea y en para poder seguir con la compra nos pedirán introducir un código SMS único y de un solo uso. En muchos entidades bancarias este servicio conlleva un coste por cada mensaje enviado.

Noticias Relacionadas

Comentarios

Publicidad

Mantenerse informado

Consigue la mejor información semanal