logo atrapa

Cuentas

Busca tu cuenta personalizada

Ha leido y acepta la política de Privacidad y protección de datos Leer

Acepto recibir comunicaciones comerciales de otros productos y/o servicios de Atrapacrédito y entidades colaboradoras a través de cualquier medio, incluidos los electrónicos.

Enviado correctamente

 

Cuentas destacadas

También puedes elegir la cuenta personalizada que prefieras de la lista a continuación

¿Qué son las Cuentas Remuneradas sin Nómina?

 

Partiendo de la base que las cuentas remuneradas son un tipo de cuenta bancaria con un interés superior a una cuenta de ahorros y con la que podremos disponer del dinero en el momento que queramos; las cuentas remuneradas sin nómina se tratan de cuentas que aportan una rentabilidad sin ser necesario domiciliar una nómina o pensión. Este tipo de cuentas puede que interesen a las personas que quieran una segunda cuenta sin vinculaciones de ningún tipo; o a personas que por el motivo que sea no disponen de unos ingresos regulares y deseen una cuenta remunerada.

 

Una vez sabemos qué es una cuenta remunerada sin nómina, debemos saber también que dentro de estas se encuentran las cuentas de ahorro y las cuentas corrientes.

 

Las cuentas de ahorro podríamos considerarlas como si en el banco tuviéramos huchas en las que vamos ingresando dinero y a la vez obteniendo cierta rentabilidad durante un período de tiempo determinado según el dinero ahorrado.

Por otro lado, las cuentas corrientes se tratan de las “cuentas de toda la vida” es decir las cuentas que nos permiten domiciliar una nómina, hacer transferencias, ingresos… vaya las gestiones y operaciones más comunes, no obstante con estas no conseguirás ningún tipo de rentabilidad.

 

 

 

¿Qué ventajas y desventajas tienen las cuentas remuneradas sin nómina?

 

Entre las ventajas que ofrecen las cuentas remuneradas sin nómina se encuentran las siguientes:

 

  • Con este tipo de cuentas no te exigirán una permanencia, ni la contratación de productos vinculados, ni por supuesto la domiciliación de nómina o recibos. 
  • Podrás sacar dinero cuando lo desees sin temor a alguna sanción por ello. 
  • Probablemente no te cobrarán comisiones de administración ni de mantenimiento de cuenta. 
  • Tus ahorros serán mayores debido a la rentabilidad que te ofrecen por ingresar tu dinero en dichas cuentas remuneradas sin nómina. 
  • Como no tienes la obligación de domiciliar tu nómina, tampoco tienes la obligación de permanecer en ese banco.

 

 

En cuanto a las desventajas nos encontramos con que la rentabilidad no es considerada para todo tipo de importe, sino que el límite a remunerar suele ser entre 5.000 y 15.000 euros. Si supera los 15.000 euros no se le aplicará rentabilidad alguna.

Además, la rentabilidad no siempre es sin límite de tiempo. Normalmente duran unos 12 meses, tras este período de tiempo la rentabilidad bajará notablemente.

Por tanto, si quieres abrir una cuenta remunerada sin nómina debes tener claro para qué, pues si la quieres para conseguir rentabilidad y no necesitas dinero podrías abrir un depósito a plazo fijo.

 

 

Si lo que buscas es que por la apertura de la cuenta te den un regalo, la solicitud de una cuenta nómina podría ser la ideal para ti; pero si lo que quieres es disponer de cierta rentabilidad sin la necesidad de domiciliar una nómina, las cuentas remuneradas sin nómina son tu mejor opción.