logo atrapa

Cuentas con Devolución de Recibos

¿Qué son las Cuentas con Devolución de Recibos?

 

 

Una cuenta con devolución de recibos es tener una garantía económica. Los bancos recompensan a sus clientes con devoluciones de recibos como el de la luz, agua, gas o teléfono permitiendo ahorrar una buena cantidad de dinero al mes. 

 

Para hacerte con una cuenta con devolución de recibos, tendrás que contratar una cuenta corriente deberá domiciliar los principales pagos y deberemos de estar un tiempo determinado con nuestro banco, debido a la existencia de una permanencia en el contrato.

 

Es importante saber que esta desventaja de tener que vincularse a otros productos, puede ocasionar un coste añadido mayor que la bonificación que nos da el banco. Si el cliente tiene que asumir comisiones y gastos de otros productos estando con el banco durante un determinado tiempo, no va a resultar del todo rentable y puede que esté más insatisfecho que satisfecho. Por ello es importante leer con detenimiento todo lo que se firma en el contrato y saber a que estamos obligados, para no tener problemas en un futuro. 

 

Otra desventaja lo tenemos en el tiempo que dura la devolución. Las devoluciones varían mucho entre una entidad u otra y no solo en la cantidad, sino también en el la duración. Hay bancos que sólo ofertan estas bonificaciones durante un tiempo establecido; otras en cambio, propone una serie de ventajas que tendrá una duración determinada en el tiempo para después verse reducidas en el tiempo que dura el contrato.

 

Tener los recibos domiciliados es un método muy cómodo debido a que nos cobran el importe directamente de la nómina sin tener que desplazarnos al banco a pagar por estos. Además, en el caso de las devoluciones, el porcentaje que nos den, se carga en la misma cuenta que hemos asociado en un periodo corto, una vez abonado el recibo. 

 

En cuanto a la cantidad que nos devuelven, lo normal en todas las entidades es que se trate entre el 1% y el 3% de la cantidad máxima, según informa el diario Expansión. También se añaden límites en cuanto al dinero que nos devuelven, debido a que el precio de las facturas puede variar. 

 

Por otro lado, también existen las cuentas con devolución de compras cuyo requisito será la vinculación de una tarjeta de crédito. Al igual que en las cuentas de devolución de recibos, pueden darnos desde un 1% hasta un 7% de la cantidad máxima pagada. 

 

 

Condiciones para optar a las cuentas con devolución de recibos

 

En la mayoría de las entidades bancarias, para que el cliente se beneficie de la devolución tanto de compras como de recibos, se debe cumplir los siguientes requisitos:

 

  • Domiciliar los principales recibos: luz, agua, gas o electricidad.
  • Domiciliar una nómina o pensión. Deberemos tener ingresos recurrentes para que el banco nos den la bonificación esperada.
  • Vincularnos con otros productos bancarios cumpliendo con un importe mínimo ya se de ingreso o gasto. 
  • Utilizar los productos vinculados para que nos puedan hacer efectivo la devolución correspondiente de dinero.

 

Desde Atrapacrédito, le recomendamos que tengamos claros cuáles son nuestros gastos y determinar si la devolución que nos hacen interesante para su situación económica porque requiere acceder a otras vinculaciones con el banco. De la misma manera, deberá cumplir con las exigencias establecidas y tener en cuenta que no siempre son tan ventajosas como aparentan ser.