logo atrapa

¿Cuándo podemos hablar de Préstamos Usurarios?

Irene Albañil martes octubre 13, 2020

Como bien sabemos un préstamo es un producto financiero a través del cual un particular, una entidad financiera o una entidad bancaria deja cierta cantidad de dinero a otra persona, el prestatario, quien deberá devolver dicha cantidad más ciertos intereses en el plazo estipulado. Pero… ¿Qué son los préstamos usurarios

 

¿QUÉ ENTENDEMOS POR USURA?

Entendemos por usura el cobro excesivo y abusivo de intereses por un préstamo, es decir, que un préstamo con un tipo de interés demasiado alto se denominaría préstamo usurario.

Muchas veces las personas confunden el término de intereses abusivos con el de intereses usurarios pero debes saber que son términos diferentes aunque relacionados.

 

La diferencia entre ambos tipos de intereses es que los intereses usurarios se aplican al precio que hay que pagar por recibir el préstamo, es decir, a los intereses remuneratorios. Y por el contrario los intereses abusivos se tratan de intereses de demora o moratorios, esto quiere decir que es la indemnización que el deudor paga al acreedor cuando no paga su deuda.

No obstante cuando hablamos de usura no solo nos estamos refiriendo a los intereses excesivos de los préstamos sino en general al precio desmesurado del mismo.

 

¿ESTÁ REGULADA LA USURA?

Que la usura sea legal o no depende principalmente de la legislación de cada país. En España la usura está regulada por la Ley de represión de la usura de 23 de julio de 1908 también conocida como Ley Azcárate.

Según el artículo 1º de esta ley que aparece en el BOE (Boletín Oficial del Estado) se establece que será nulo todo contrato de préstamo en que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso o en condiciones tales que resulte aquél leonino, habiendo motivos para estimar que ha sido aceptado por el prestatario a causa de su situación angustiosa, de su inexperiencia o de lo limitado de sus facultades mentales.

 

Será igualmente nulo el contrato en que se suponga recibida mayor cantidad que la verdaderamente entregada, cualesquiera que sean su entidad y circunstancias. Será también nula la renuncia del fuero propio, dentro de la población. hecha por el deudor en esta clase de contratos.

 

Por lo tanto cuando se declara a un préstamo usurario deberá anularse y el prestatario tendrá que devolver únicamente la cantidad que recibió. En el caso que hubiera pagado parte del capital y los intereses vencidos será el prestamista quien deba devolver al prestatario lo que exceda del capital prestado.

Así pues, sabiendo qué son los préstamos usurarios y lo que establece la ley que los regula, andar con ojo antes de contratar algún préstamo. Desde Atrapacrédito, el mejor comparador de productos financieros del país os recomendamos que comparéis y elijáis el préstamo con las mejores condiciones posibles sin quedaros con la primera opción que se os ponga por delante.