logo atrapa

Créditos Personales Baratos

Créditos y préstamos destacados

También puedes elegir la entidad bancaria que prefieras de la lista a continuación

¿Qué es un Crédito Personal Barato?
   

Un crédito personal barato es un producto que solicita una persona a una entidad financiera para hacer frente a gastos inesperados o para un caso puntual. El dinero será entregado al cliente a cambio de devolver la cantidad prestado más unos intereses establecidos por el banco. 

   

Al tratarse de créditos personales, en caso de que no se pueda pagar el crédito, el banco reclamará el pago con los bienes del cliente tanto presentes como futuros. Por ello, es conveniente que en caso de no poder hacer frente al pago correspondiente, pueda negociar con su banco o pedir una prórroga para el pago. En el BOE (Boletín Oficial del Estado) pueden ver más información sobre las normas de información financiera y pública de las entidades de financieras. 

 

Para conseguir un crédito barato hay que tener en cuenta los siguientes puntos:

 
  • Que tengan un interés bajo: Deberemos comprar entre las distintas entidades el apartado del TIN y TAE. Es de suma importancia centrarnos en el TAE debido a que nos marca el interés que pagaremos en total sumado  todas las comisiones. 
  • Que no tenga comisiones: Otro aspectos importante son las comisiones que conllevan los préstamos: 
 
    • Comisiones de apertura: muchas entidades pueden tener como cobro entre el 0,5% y 3% del dinero total prestado, pagándose en la formalización del contrato o en la primera cuota.
    • Comisión de estudio: evaluar el nivel económico del cliente para saber si es conveniente prestarle el dinero o no, muchas veces tiene una comisión. Su coste es similar al de apertura y se debe abonar al firmar el contrato. 
    • Comisión por amortización anticipada: En caso de que el cliente devuelva el préstamo antes del plazo establecido. Existe una ley que establece que el porcentaje no puede ser mayor que el 1% de lo adelantado, ni superar el 0,5% si queda menos de un año.
 
  • Que no tenga vinculaciones con otros productos: muchos prestamistas obligan al cliente a contratar otros productos bancarios para poder acceder el crédito. Esto puede atar al cliente con una permanencia con su entidad. Estos productos suelen ser: domiciliar la nómina, contrato de seguros o tener un número mínimo de operaciones con la tarjeta de crédito.
   
  • Comisión de firma ante notario: Es conveniente que no nos obliguen firmar ante notario pues habrá que pagar los honorarios que llegan a equivaler el 0,3% del importe del crédito. Las entidades financieras suelen pedir ir a notaria cuando se trata de una cantidad elevada de dinero.
       
Ventajas de los Créditos Personales Baratos
 
  • Rapidez: Podemos obtener el dinero al momento gracias a la rapidez que tenemos hoy en día con internet. Se pueden tener créditos al momento con tan solo rellenar un formulario en la página online del banco, con nuestros datos y la cantidad que queramos. En poco tiempo tendremos la respuesta del banco y si nos dan el visto bueno, en menos de 24 horas tendremos el dinero disponible.
  • Transparencia: Con respecto al punto anterior, podremos encontrar en la web todas las condiciones del contrato y los intereses del crédito, ya que, están obligados por ley a poner todo en la página.
  • Requisitos mínimos: En el caso de los créditos personales no existirá papeleo, con tan solo el DNI y el número de la cuenta bancaria para ingresar el dinero, podrá adquirir el dinero. Será importante indicar los ingresos que tiene para ver si es viable la operación.
  • Se podrán pedir créditos con ASNEF: Aquellas personas que estén en una lista de morosos, aunque tendrán más dificultades para acceder al crédito, podrán solicitarlo con prestamistas online, ya que no tienen en cuenta el historial crediticio. No siempre estar en listas de ASNEF es sinónimo de insolvencia. 
   

Desde Atrapacrédito, le recomendamos que lea con detalle todas las condiciones e intereses impuestos por su entidad bancaria para saber por lo que va a pagar y no llevarse sorpresas en cada cuota establecida.