logo atrapa

Créditos con ASNEF sin Aval

Créditos y préstamos destacados

También puedes elegir la entidad bancaria que prefieras de la lista a continuación

Los créditos con ASNEF sin aval son una gran solución en momentos de apuro para aquellas personas que necesitan dinero a corto plazo para urgencias que no requieran de una gran cantidad de dinero. No suelen concederlos con facilidad las entidades bancarias, pero no es imposible que los concedan, siempre y cuando al hacer un estudio más exhaustivo, comprueben que a pesar de tus deudas tengas capacidad de devolver el dinero. 

   

Estos créditos con ASNEF oscilan entre los 50 y 1.200 euros, por lo que también podríamos considerarlos minicréditos con ASNEF debido a que son rápidos y en caso de su concesión, en pocos minutos podremos contar con el dinero solicitado. La devolución de este producto suelen tener un periodo máximo de 30 días, aunque siempre podrá negociar con su banco, para poder aumentar el plazo.

   

Hay que tener en cuenta que el interés de los créditos con ASNEF irá en función a la cantidad de dinero que se utilice, es decir, la entidad bancaria nos ofrecerá una línea de crédito hasta una determinada cantidad, de la cual podremos utilizar lo que necesitemos. Así, a la hora de devolver el dinero, solo pagaremos intereses por la cantidad escogida. Tambíen es importante conocer que a cuanto más tardemos en devolver lo que nos han prestado, mayor será el interés que deberemos pagar.

   

En caso de que la deuda no pueda ser devuelta en el plazo estipulado, tendrá que avisar con antelación a su prestamista e intentar negociar con él un mayor plazo o si se lo permiten, una prórroga. En caso de que te lo permitan, esto llevará un coste que deberá asumir a la hora de devolver la cantidad solicitada. 

     
¿Cómo solicitar un Crédito con ASNEF sin Aval?
   

Como le hemos mencionado anteriormente, estar dentro de una lista de morosos como ASNEF, dificulta la tarea de conseguir un crédito. Pero, hoy en día, muchas entidades privadas ofrecen este tipo de financiación para personas que tras hacer un estudio, comprueban que son viables ofrecerles lo que pueden, aunque sean considerados como personas de riesgo. 

   

La concesión dependerá de los recursos financieros de lo que disponga el solicitante en la actualidad, ya que estos prestamistas no tendrán en cuenta su historial crediticio de años anteriores. De tal manera, que su atención quedará fijada en el nivel de ingresos en el momento de su solicitud. 

   

Como tampoco van a pedirte un Aval o avalista que cubra la deuda en caso de que no puedas pagarla, todo quedará en el capital que dispone para cubrir la cuota mensual. A pesar de todo, deberás cumplir con unos requisitos básicos para poder optar formalmente al crédito. Estos son los siguientes: 

 
  • Ser mayor de edad ( en España es necesario tener más de 18 años para considerarte mayor de edad).
 
  • Debes disponer de una cuenta corriente al nombre de la persona que quiere el dinero. Esta cuenta debe estar en España. Puede ser física o virtual, lo importante es que se pueda conseguir dinero en ella. 

  • Justicar tu nivel de ingresos, ya sea mediante un documento que aporte tu pensión, una beca, una nómina o cualquier otra fuente de ingresos con la que puedas alegar tu economía personal.

  • En caso de pedirlo de forma online, debemos aportar un número de teléfono y nuestro correo electrónico para que puedan entablar un comunicación con nosotros en caso de necesitarla. 
     

Desde Atrapacrédito, le recomendamos leer los términos y condiciones que aparecen reflejados en el contrato antes de firmarlos, de manera que pueda entender todo lo que estás firmando. Con ello, evitaras cualquier gasto inesperado sobre alguna cláusula de la que no se tenía conciencia.