Créditos al consumo en España, los más caros de Europa

Los créditos al consumo son un recurso del que se puede disponer para financiar la compra de bienes -como los muebles, un coche, electrodomésticos, vestuario, accesorios de moda- o simplemente irse de vacaciones.

Escenario económico en España

En España, y siguiendo la tónica de recuperación de la actividad económica, ha habido un crecimiento en las operaciones de esta modalidad financiera. Los motivos fundamentales son la bajada de las ratios de morosidad y la política del Banco Central Europeo (BCE) de facilitar la liquidez monetaria con unos tipos de interés al 0 %. Desde 2012, la concesión de créditos al consumo ha pasado de 12.811 a un total de 25.356 millones de euros en 2016. En 2017, solo hasta abril se concedieron 8.768 millones de euros en estas operaciones.

En lo referente a los plazos de devolución, en los últimos años ha habido un estancamiento de los créditos a devolver en un año, pero han aumentado exponencialmente aquellos que cuentan con un plazo de entre uno y cinco años y, finalmente, los de más de cinco. Esto se debe, principalmente, a que se opta por diferir el pago en varias cuotas para que resulte más fácil asumirlo.

Alto interés crediticio

Sin embargo, una anomalía que se da en España es el alto interés medio de los créditos al consumo, de un 7,85% y que lo convierte en el país de la Unión Europea donde resulta más caro contratar un producto financiero de estas características. Como ejemplo, para realizar una comparación, la media de la Zona Euro está en el 5,55 % y en Francia se sitúa en el 3,90 %.

La principal razón que se esgrime por parte de los prestamistas para que los tipos de interés en créditos al consumo en España sean tan altos es que la prima de riesgo está en sus mayores niveles. Aunque esto es cierto, Portugal y Grecia la tienen a niveles mucho más elevados y, por contra, sus intereses medios están claramente por debajo, en el 7,48 % y el 7,45 %, respectivamente. Por otra parte, los tipos de interés medio para estas operaciones en España son similares a los que había en 2007, cuando el precio oficial del dinero en la Eurozona superaba el 3 %.

Tradicionalmente, estos productos han sido ofrecidos, principalmente, por entidades financieras convencionales (cajas de ahorro y bancos), grandes superficies y empresas financieras especializadas en este tipo de operaciones. Sin embargo, en el mercado de los créditos al consumo en España, están irrumpiendo nuevos actores, como las empresas de telefonía móvil. En algunos casos, estas operaciones están vedadas a los clientes tradicionales de la empresa, mientras que en otros hay ventajas como el no tener que pagar comisiones de apertura.

Todo parece indicar que los próximos años -y si la economía sigue en esta senda de crecimiento- la contratación de estos productos financieros va a seguir creciendo. Es de esperar que la mayor competencia y la creciente integración económica continental favorezcan a medio plazo una bajada de los intereses.

La mejor alternativa a los créditos al consumo caros es la contratación de créditos rápidos online, soluciones efectivas, tecnológicas y rápidas al mercado tradicional. Te invitamos a consultar toda la oferta disponible en nuestra página web y que puedas ahorrar dinero si tienes necesidades de financiación.

Finanzas

Mantenerse informado

Consigue la mejor información semanal