logo atrapa

¿Qué es un Crédito Revolving o Crédito Revolvente?

Atrapacredito martes octubre 13, 2020

Conseguir un Crédito Revolving

Un crédito revolving (crédito revolvente) se trata de un producto bancario que ofrece una cantidad de dinero al cliente para la finalidad que elija este. Al final de cada periodo de pago, como su propio nombre indica, se renueva el importe establecido y no tiene porque estar sujeto  a una fecha de vencimiento. 

Los créditos revolving son muy particulares, ya que no es muy común tener un cuota mensual que devolver, más allá del importe que nos da el banco cada mes, incluyendo los intereses. En cuanto a intereses, suelen ser variados y diferentes entre las distintas entidades bancarias. Deberemos prestar atención a las condiciones y términos del contrato. 

Para este tipo de crédito necesitamos tener una tarjeta de crédito, la cual marcará el límite de gasto que tenemos asociado en el contrato con la entidad bancaria. Su funcionamiento se basa en partir de una cantidad autorizada por el prestamista, sin una fecha límite para su utilización. Una vez se haga uso de este dinero, deberemos de pagar para para volver a disponer de la cantidad que habíamos recibido. 

A la hora de determinar una cantidad, los créditos revolving tienen unas tasas de intereses más elevadas que otros productos, por lo que tenemos que ajustar los pagos y tiempo de devolución acorde a nuestra situación económica y personal. Podemos tener el monto que se desea las veces que queramos, realizando los pagos totales o parciales correspondientes. 

Ventajas y Desventajas de los Créditos Revolving

Como todo producto bancario, existen unas determinadas ventajas y desventajas que debemos de tener en cuenta a la hora de poder pedir un crédito revolving

Ventajas

  • Flexibilidad de pago: Existe la posibilidad de elegir la cantidad a pagar cada mes en función a los ingresos regulares de los que se disponga. En las tarjetas revolving, se pueden utilizar como medio de pago en cualquier establecimiento de hoy en día. 
  • Intereses Justos: Solo se paga intereses por el dinero que hayamos utilizado y no por todo el dinero que nos han concedido. De tal manera, que si no se hace uso del mismo, el coste es cero.  Además, no requiere de ningún tipo de formalización ante un fedatario público, con lo que nos ahorramos costes. 
  • Rapidez del efectivo: Una vez que la entidad haya aprobado la entrega del crédito revolving, se puede hacer uso del dinero desde que nos lo ingresan en la cuenta bancaria. Una vez gastado el dinero, mientras la entidad repone la cantidad límite, se puede utilizar todas las veces que se quiera sin necesidad de la aprobación del banco. 

Desventajas:

  • Comisiones: las vinculaciones con las tarjetas de crédito suelen tener diversas comisiones de apertura y sobre todo, relacionadas con el tema operaciones.
  • Intereses Altos: Al tratarse de intereses que no son fijos y que varían según la cantidad utilizada, podemos acabar teniendo cantidades en intereses que superan incluso al inicial prestado, si vamos encadenando créditos. 
  • Problemas de endeudamiento: Como ya sabemos su funcionamiento, el continuo gasto y renovación de créditos puede llevarnos a una situación demasiado tarde para poder salir. Conviene ser conscientes de que puede resultar una alternativa muy útil para cualquier imprevisto, pero no para gastos habituales. 

Consejos para los Créditos Revolving

Como venimos diciendo, los créditos revolving son herramientas muy útiles para conseguir financiación en ocasiones puntuales o gastos con los que no contábamos. Al tener siempre a nuestra disposición dinero, podemos salir del paso antes los imprevistos o conseguir un poco de ahorro hasta que el panorama mejore. 

Como también disponemos de devolver la cantidad a mes vencido, siempre lo que se haya utilizado, con una forma de pago a elección del cliente, pudiendo dividir la deuda en diferentes plazos o amortizando anticipadamente la cantidad. 

Este funcionamiento es un arma de doble filo, ya que si no se tiene un control y una gestión responsable, la deuda puede a llegar a convertirse en un gran problema y agravar la situación. Por ello, es importante conocer todas las condiciones del crédito y tener consciencia de cómo utilizamos el dinero. 

Por último, estar pendiente y controlar nuestros gastos y dinero consumido para atender a las obligaciones de pago de una mejor forma, evitando problemas a la hora de devolver el dinero con los intereses. Cuanto menos tardemos en devolver todo, menores serán los intereses generados. 

En Atrapacrédito podrás disponer de los mejores créditos ajustados a tus necesidades. Nuestro comparador se encarga de ofrecerle los productos bancarios que mejor se adaptan a tus características personales y económicas. 

Pide un préstamo de 2000€ a pagar en 6 meses.

¿Cómo pedir un préstamo de 2000€ para pagarlo en 6 meses? Leer información sobre un préstamo de 2000€ a devolver en 1 año. Descubre las entidades que pueden prestar 2000€ en 6 meses.
Leer más.

Pide un préstamo de 5000€ a pagar en 1 año.

¿Cómo pedir un préstamo de 5000€ para pagarlo en 1 año? Leer información sobre un préstamo de 5000€ a devolver en 1 año. Descubre las entidades que pueden prestar 5000€ en 12 meses.
Leer más.

Pide un préstamo de 1000€ a pagar en 6 meses.

¿Cómo pedir un préstamo de 1000€ para pagarlo en 6 meses? Leer información sobre un préstamo de 1000€ a devolver en 6 meses. Descubre las entidades que pueden prestar 1000€ en 6 meses.
Leer más.