¿Cómo pueden reclamar los Autónomos sus facturas?

¿Cómo pueden reclamar los Autónomos sus facturas?

06.02.2020 3:03 h
2 min

Los trabajadores autónomos esperan recibir una remuneración por su actividad laboral, algo lógico pero no siempre sale como esperan. ¿Por qué digo esto? Pues bien, los autónomos cada día envían sus facturas a sus clientes por el trabajo realizado, sin embargo la mayoría de los clientes suelen retrasarse en el pago más de lo legalmente permitido algo que no beneficia para nada a estos trabajadores.

La cosa está en si estos autónomos tienen alguna posibilidad de reclamar esas facturas pendientes, la respuesta es sí. Hay varias maneras de hacerlo:

  • La primera manera es la más habitual. Deberás ponerte en contacto con el o los clientes para informarte sobre cuáles han sido los motivos por los que se han retrasado en el pago. Si el motivo fuera falta de liquidez podría llegarse a un acuerdo con el cliente y proponerle fraccionar el pago o incluso hacer una especie de “trueque”, es decir que el cliente pague ofreciendo los productos o servicios a los que se dedique el. Por ejemplo, Si te dedicas a la electricidad y el a la fontaneria pues se puede llegar a un acuerdo para intercambiar ambos servicios.
  • Si la primera manera no resulta efectiva, otra forma de reclamar el pago es a través de una carta certificada. Así quedará por escrito y de manera oficial que la factura no se ha pagado.
  • Si aún así el cliente no paga, podrá mandar un burofax exigiendo el pago de la factura de inmediato y podrían emprenderse acciones legales contra dicho cliente.

A través de estos procedimientos el autónomo se asegura pruebas si decide acudir a la justicia para resolver el caso. Es decir que si por las buenas el cliente no paga, el autónomo está en todo su derecho de pasar el caso al juzgado, y que sea éste quien se ocupe de reclamar la factura impagada. Normalmente esto suele hacerse con el procedimiento monitorio y os preguntaréis ¿qué es esto?

Pues bien, cuando nos decantamos por la vía judicial, el procedimiento monitorio es el más usual sobretodo cuando estamos reclamando facturas de un importe más bien pequeño.

Se caracteriza por tener un bajo coste y de no ser necesaria la contratación de un abogado o procurador si la cantidad a reclamar no supera los 2.000€. De superar dicha cantidad será menester la asistencia jurídica de estos profesionales.

No obstante has de saber que si eres un autónomo constituido como empresa puedes apelar a otras formas de cobro como es el “factoring” un mecanismo a través del cual las empresas adelantan el mecanismo de cobro de tal modo que la empresa cede una factura o derecho de cobro a la entidad financiera a cambio de que ésta le abone la cantidad de dinero.

Si a través de estos procedimientos has conseguido cobrar las facturas pendientes pero aún así necesitas un dinero extra, siempre podrás optar por los préstamos para autónomos, unos préstamos dirigidos a emprendedores que te ayudarán a conseguir la financiación que necesites.

Noticias Relacionadas

Comentarios

Publicidad

Mantenerse informado

Consigue la mejor información semanal