Qué es y cómo se calcula la Comisión de Apertura de una Hipoteca

Qué es y cómo se calcula la Comisión de Apertura de una Hipoteca

12.02.2019 9:57 h
2 min

En el siguiente articulo vamos a ver qué es y cómo se calcula la comisión de apertura de una hipoteca.

Bien, empezamos definiendo comisión apertura hipoteca.

La comisión de apertura hipoteca se entiende como un importe que cobra la entidad financiera cuando formaliza el préstamo hipotecario para cubrir los gastos de gestión y administración de dicho préstamo.

En las hipotecas de tipo fijo, la comisión de apertura hipoteca oscila entre el 0% y el 3%, y en las hipotecas de tipo variable, la comisión apertura hipoteca oscila entre el 0% y el 1% del importe total del préstamo hipotecario que hemos solicitado.

Te preguntarás, ¿Cuándo se paga este importe a la entidad bancaria? Pues dicho importe se abona al inicio de la vida del préstamo, es decir, una vez se haya firmado el préstamo y se haya formalizado todo se pasará a pagar los gastos comisión apertura hipoteca.

El abono de la comisión apertura hipoteca suele hacerse o bien en efectivo, o bien incluyéndola en el importe total del préstamo concedido.

Por ejemplo, si solicitas un préstamo de 300.000€ con un 1% de comisión de apertura hipoteca (3.000€), aunque tú quieras 300.000€, el banco te dará los 300.000€ + 3.000€ de la comisión de apertura.

Es decir, que los intereses recaerán sobre los 303.000€.

 

300.000€ -> 1% comisión de apertura

300.000€ + 3.000€= 303.000€

TOTAL, A PAGAR: 303.000€

 

¿SE PUEDE RECLAMAR LA COMISIÓN DE APERTURA DE UNA HIPOTECA?

En el caso que los bancos no respeten los requisitos a los que están sujetos en relación a los criterios de transparencia y protección al cliente y te cobren la comisión apertura hipoteca, podrás reclamar que se te anule dicha comisión de apertura y que, además, te devuelvan el importe cobrado, ya que se trataría de una práctica abusiva.

Para que los bancos puedan cobrar comisiones por un servicio, en este caso por la apertura de hipoteca, este debe ser:

 

  1. Real y concreto.
  2. Solicitado y aceptado por el cliente.
  3. Demostrable, es decir, que pueda demostrarse que tal servicio ha sido prestado.

 

Así pues, una vez que sabemos qué es la comisión de apertura hipoteca, los gastos que conlleva, cómo se calcula y por supuesto, que también podemos reclamarla, no dudes en echar un vistazo al contrato de tu préstamo hipotecario pues puede que si no se han cumplido alguno de los requisitos nombrados anteriormente puedas reclamar el cobro de la comisión apertura hipoteca por estar considerada como una práctica abusiva.

 

Noticias Relacionadas

Comentarios

Publicidad

Mantenerse informado

Consigue la mejor información semanal