¿Cómo funciona el Cambio de Divisas?

¿Cómo funciona el Cambio de Divisas?

14.06.2019 1:11 h
4 min

El cambio de divisa es una operación por la cual, se hace un intercambio entre nuestro dinero con el de otra divisa de diferente país. Además de esta compraventa de billetes extranjeros, también se denomina como cambio de divisa a todo aquello que sin ser dinero físico, se procede a un pago o transacción en otra moneda distinta a la nuestra. Un ejemplo de ello puede ser cuando pagamos con tarjeta fuera de la zona euro o se establece una transferencia con una moneda distinta en una cuenta bancaria en euros.

La forma en la que suele estar representada gráficamente el cambio de divisa se basa en colocar en primer lugar la divisa actual y en segundo lugar a la que vamos a pasar, ambas separadas por un corchete, tal y como aparece en la siguiente foto:

                                                                             Fuente: Enfoquenomada

La primera divisa que aparece se conoce como divisa base (ejemplo EUR); mientras que la segunda que aparece se conoce como divisa cotizada. El resultado de esto significa lo que obtendremos con la divisa base sobre la cotizada. Por ejemplo, 1 euro tendría una equivalencia de 1,07 dólares americanos.

Al número obtenido se le conoce como tipo de cambio. Hay que tener en cuenta que el cambio se basa en un mercado donde los precios van cambiando, por lo que, se trata de un tipo variable. De esta manera conoceremos el tipo de cambio real. Actualmente según el Banco Central Europeo, a fecha de la publicación de este artículo, el euro tendría los siguientes cambios que aparecen en la tabla.

        Fuente: Banco Centra Europeo

Otro factor muy importante a tener en cuenta en los cambios de divisa es la comisión que nos aplican por esta operación. Dependiendo de donde hagamos el cambio, nos supondrá una comisión cuyo porcentaje variará en cuanto al contrato y condiciones firmadas. Encontramos comisiones por las siguientes operaciones:

  • Compra de billetes extranjeros: Este cambio se suele realizar en las entidades bancarias cuya comisión será aproximadamente de un 3%. Dependerá del banco y del contrato que tengamos con ellos, si esta comisión aumenta o disminuye. Es importante saber que, el dinero extranjero no lo vamos a recibir de inmediato, sino que va a tardar unos días hasta que podamos adquirirlo.
  • Sacar dinero en un cajero en el extranjero: En este caso, la comisión será mayor, ya que, se juntará la comisión que nos cobra nuestro banco más la del propietario del cajero en cuestión. Esta comisión puede estar en torno a un 4,5%, aunque puede ser inferior, si tenemos una entidad bancaria que no nos cobren por sacar dinero en un cajero extranjero.
  • Transferencias de forma online: Suelen estar vinculadas con cuentas que presten servicio en el extranjero, es decir, son cuentas con monedas extranjeras e ingresar dinero en estas con una divisa diferente, llevará consigo una comisión por realizar la operación con nuestro banco y por la utilización de este del llamado código SWIFT. Según la definición que nos hace BBVA, es: “El código SWIFT (Society for Worldwide Interbank Financial Telecommunication) o también denominado código BIC (Bank Identifier Code) es una serie alfanumérica de 8 u 11 dígitos que sirve para identificar al banco receptor cuando se realiza una transferencia internacional”.
  • Cambio de divisas al pagar con tarjeta: Comprar con nuestras tarjetas para adquirir un producto en países en los que la moneda es diferente a la nuestra, acarrea comisiones por el hecho de que nuestro banco tenga que hacer una transacción y hacer el tipo de cambio. Dependerá de el banco que escojamos y las condiciones que tengamos, pero suele estar en un 3% la comisión.

Para realizar los cambios de divisa, existen diferentes lugares a los que podremos acudir para cambiar nuestro dinero:

  • Aeropuertos: Es el lugar donde menos se recomienda hacer el cambio porque sus intereses son muy altos. Por ello, a no ser que sea por necesidad o urgencia, es mejor que evitemos hacer esta operación aquí.
  • Bancos: Suele ser la opción más escogida, pero no por ello va a ser la más económica. El cambio no suele ser inmediato, dependerá de la cantidad de dinero y de la entidad bancaria que se trate obtendremos el dinero con más rapidez.
  • Casas de Cambio: El cambio suele ser inmediato y las podremos encontrar en cualquier país que visitemos. En función de cual escojamos, nos saldrá más caro o barato el cambio.
  • TransferWise: Se trata de una cuenta multidivisa que utiliza la tecnología más puntera con el fin es facilitar las transferencias internacionales. Esta, dispone de más de 40 divisas diferentes y opera a nivel mundial. Según el medio económico, El Economista, “las transacciones son hasta 8 veces más baratas que las de un banco tradicional.” Esto es posible porque además de informar cuál va a ser su única comisión, aplican los tipo de cambio medio del mercado. El dinero lo dispondremos en un periodo máximo de 24 horas independientemente de donde venga la transacción.

Para realizar la transferencia solo será necesario establecer el nombre del destinatario y el país de su cuenta bancaria. Una vez tenemos esto, siguiendo 3 que nos piden desde la web o la aplicación para móviles, podremos enviar el dinero.

Por último, hay que tener mucho cuidado con aquellas monedas que no es posible su conversión de nuevo a nuestra moneda. Según podemos ver en el periódico, El Confidencial “existen un total de 11 monedas convertibles: euros, dólar americano, dólar canadiense, dólar neozelandés, dólar australiano, yen japonés, libra esterlina, franco suizo, corona sueca, corona danesa o corona noruega”. Si disponemos de alguna que no sean estas, no podremos cambiar a la moneda de nuestro país.

Noticias Relacionadas

Comentarios

Publicidad

Mantenerse informado

Consigue la mejor información semanal