Cómo Aplazar el Pago con tu Tarjeta de Crédito

Cómo Aplazar el Pago con tu Tarjeta de Crédito

08.11.2019 2:12 h
2 min

Pagar tus compras con la tarjeta de crédito es la manera más cómoda para la mayoría de las personas, pues con el “plástico” encima te olvidas por completo de tener que llevar dinero en efectivo en la cartera. Pero a la hora de aplazar el pago con tu tarjeta de crédito, ¿qué costos tiene?

Como bien comentábamos antes, llevar la tarjeta de crédito contigo es cómodo, fácil y simple a la hora de controlar los gastos, optar por descuentos o aplazar los pagos. No obstante, esto último de aplazar los pagos tiene tanto sus ventajas como la posibilidad de aplazar los pagos en un momento puntual en el que no puedas hacer frente al pago, como sus desventajas, como los costes bastante elevados que llevan consigo.

Según el Banco de España, este 2019 España llega a casi 84 millones de tarjetas en circulación contando las de crédito y las de débito. 

 

Pero… ¿cómo funciona eso de aplazar el pago con tu tarjeta de crédito?

Las tarjetas de crédito tienen diferentes formas de pago; por un lado podrás pagar todo el dinero gastado al mes siguiente sin intereses y por otro lado podrás fraccionar el pago de las compras en varios meses pero con intereses.

Cierto que es que cada tarjeta tiene un modelo diferente de aplazamiento de pago, pero actualmente la mayoría de las tarjetas funcionan igual. A continuación os mostraremos las diferentes opciones que existen de aplazamiento de pago con la tarjeta de crédito:

 

  • Una de las opciones más frecuentes es la de aplazar el pago en el comercio o establecimiento donde realizamos la compra, ¿cómo? pues a través de los TPV de la entidad.
  • Otra de las opciones es hacerlo en la propia oficina tras la compra y antes de realizar el pago de la tarjeta que corresponde al último día de cada mes o al plazo de liquidación que se haya fijado anteriormente.
  • En algunos cajeros automáticos también se ofrece esta posibilidad.
  • Otra de las opciones sería a través de las plataformas de banca electrónica como la banca móvil.

 

Si estás dispuesto a realizar un aplazamiento en el pago con tu tarjeta de crédito, deberás tener en cuenta que tu economía doméstica podría verse afectada. Sin embargo, hay situaciones en las podría venirte muy bien esa flexibilidad para afrontar los pagos, bien porque tengas otros gastos pendientes como una reforma de tu hogar o un viaje o bien porque se te haya presentado un imprevisto como el arreglo del coche que no puede esperar. Con el pago aplazado tendrás la oportunidad de devolver la cantidad pero en varios plazos. Según nos informa BBVA podrás elegir entre pagar una cantidad fija cada mes o abonar un porcentaje fijo de lo que hayas gastado. No obstante esta modalidad conllevará el cobro de una serie de intereses dados en el contrato de la tarjeta de crédito.

 

Noticias Relacionadas

Comentarios

Publicidad

Mantenerse informado

Consigue la mejor información semanal